Versión clásica

El Castillo-Palacio de Riolago (León)

Riolago se encuentra desde el s.XV entre las propiedades de la poderosa familia de los Quiñones. Esta rama familiar funda en 1512 el mayorazgo de Riolago. Como muestra de su importancia, los Quiñones habilitan una casa fuerte y palacio (s.XVI), que por mucho tiempo fue conocido el Palacio de la Torre Redonda.

Fotografía: Wikipedia/Montgomery

El antiguo Palacio de Quiñones en Riolago, donde se ha ubicado la Casa del Parque de Babia y Luna, data del siglo XIV cuando se levantó su muralla, pero a finales del siglo XVI y principios del siglo XVII se construyeron la portada y las edificaciones.

A la entrada del pueblo de Rilolago se encuentra la Casa de los señores de Riolago, buena muestra de la arquitectura rural nobiliaria, de la prestigiosa familia de los Quiñones, cuyo escudo de armas preside el portalón de acceso y la entrada principal. El emblema heráldico alardeaba de su fama con la divisa “A costa de mi quiñón, di a España el mejor blasón”. El Castillo-Palacio de Riolago fue construido en el S.XVI y reformado en sucesivas etapas, pasa por ser uno de los edificios de arquitectura civil más relevantes de la montaña occidental de León.

Podemos atestiguar la presencia aquí de esta familia desde comienzos del siglo XVI, cuando Suero de Quiñones Lorenzana fundó en 1512 el Mayorazgo de Riolago, permaneciendo en el lugar hasta que tuvieron que exiliarse a Francia siguiendo a la reina Isabel II.

El edificio principal parece ser que fue levantado en el siglo XVI, aunque se pueden apreciar claramente diversas modificaciones posteriores, unas producto de los incendios y demás avatares del tiempo, otras de la reciente restauración. Fue construido en su mayor parte con aparejo de sillarejo.

Fotografía: Ayuntamiento de San Emiliano

Consta de residencia, con torre cuadrada, una pequeña capilla, caballerizas y demás dependencias, todo ello rodeado de una muralla, a modo de casa fuerte.

En la portada de acceso, realizada con fábrica de sillería, se abre un arco de medio punto sobre el que se alza un frontón rematado con molduras curvas, donde campea el escudo familiar con los típicos veros y escaques de los Quiñones de León, timbrado con corona ducal.

Tras muchos avatares y pasar por muchas manos, sufrió un incendio en 1915 que determinó su ruina, ya que destruyó por completo su estructura interior, hasta que, adquirido por Don Fernando Geijo, quien lo restauró en su integridad en los años 70, fue adquirido por la Junta de Castilla y León en 1999.

La plaza y su entorno fueron declarados Conjunto Histórico por decreto 201/1995 de la Consejería de Educación y Cultura de la Junta de Castilla y León.

La dotación es original, creativa y didáctica y concebida como una solución perfectamente integrada en el diseño de la arquitectura del edificio: respeta su cuerpo interior, así como la amplitud de espacios con el objeto de conseguir una sincronía estética y armonizar la dotación con el continente.

 

Fuente y más info:

Fecha de inicio: 01-06-2018

Fecha fín: 30-06-2018

Lugar: palacio de riolago
san emiliano de abbia
león

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.