Versión clásica

Bérgamo, la obra maestra italiana a un paso de la Expo

Esta ciudad dista 52 km de la Exposición Universal de Milán que tiene lugar hasta  el 31 de Octubre 2015. Si el desplazamiento se realiza en coche supondrá unos 45 minutos y si es en tren sobre una hora y cuarto

BérgamoEn este mes de septiembre, desde el 5 hasta el 20, descubre la magia de Bérgamo al convertirse en un escenario a cielo abierto, con sorprendentes instalaciones verdes, exposiciones, espectáculos y aperitivos. .

“I Maestri del Paesaggio” es el evento más importante de septiembre involucrándose en la cultura del paisajismo.

Este año la increíble instalación verde en Piazza Vecchia será responsabilidad  del británico Andy Sturgeon y contará con un salón al aire libre en el verdadero corazón de Bérgamo Alta, donde miles de visitantes de cualquier edad y nacionalidad llegarán para disfrutar de este escenario único.

Dieciséis días de efervescencia cultural.  En Piazza Vecchia, el corazón de Città Alta, se inician formando parte de esta manifestación abierta a todos numerosos eventos: Green Design, Green Food, concursos de fotografía, música, instalaciones y recorridos de “land art” a lo largo de preciosos callejones, patios, claustros y jardines por descubrir.

BérgamoLas figuras internacionales más renombradas del Landscaping – Arquitectos paisajistas, diseñadores de jardines, fotógrafos – van a reunirse para encontrar a los numerosos visitantes en los talleres realizados en palacios históricos y durante el International Meeting en el Teatro Sociale (18-20 de septiembre).

El enfoque de esta V edición va a ser “Feeding Landscape – los cultivos crean el paisaje” (“Feeding Landscape-le colture agrarie fanno paesaggio”). En el marco de EXPO 2015, i Maestri del Paesaggio va a mostrar un territorio integrándose con el hombre, entre cultivos y arquitecturas agrícolas diseñando una verdadera “geografía de la comida”.

12 horas para descubrir Bérgamo

Bérgamo merecería más de 12 horas, pero una jornada puede ser suficiente para disfrutar de todo su encanto.  Vamos a darte la receta perfecta: mezcla muy bien las galerías como la GAMeC y la Accademia Carrara con museos históricos, teatros e iglesias de todos los tiempos.

BérgamoDisfruta de tiendas de artesanía y de ropa. Añade como condimento el encanto del burgo medieval de Città Alta rodeado de  abundante verde en el Parco dei Colli, el Jardín Botánico y  las más lejanas Prealpes bergamascas, las “Orobie”.

Siéntate a la mesa acompañado de comidas típicas, como por ejemplo polenta o bien casoncelli, y rocía todo con vinos locales como el Valcalepio o el Moscato di Scanzo.

Perderse entre todos estos platos puede ser atrayente, pero si prefieres que te demos el soplo sobre dónde ir y qué ver, hemos pensado al itinerario perfecto para ti. Aquí encontraras los Bergamust, es decir todo que no puedes absolutamente perder de Bérgamo.

Desde Porta Nuova hasta la Iglesia de San Bernardino (desde las 9:00 hasta las 10:30)

BérgamoLlegando en tren o bien en autobús, el panorama de Città Alta es extraordinario.  Pero antes de disfrutar del plato principal que se esconde entre calles , te aconsejamos saborear el gusto fresco del centro piacentiniano: un café en las elegantes cafeterías del Sentierone, la arquitectura “musculosa” de Piazza della Libertà o los dulces sonidos del Teatro Donizetti.

Para empezar a acostumbrarse al sabor complejo del arte puede ser útil visitar las iglesias de San Bartolomeo, de Santo Spirito y de San Bernardino, con sus retablos de Lorenzo Lotto.

Desde el Museo Bernareggi hasta la GAMeC (desde las 10:30 hasta las 13:30)

Es el momento de pasar a platos más sustanciosos.  El Museo Adriano Bernareggi te regala un resumen del arte sacra bergamasca de cada siglo hasta el día de hoy.

BérgamoSi todavía no estás lleno, vete sin miedo a Accademia Carrara: su colección de pinturas de Botticelli, Mantegna, Tiziano, Raffaello,  Dürer y muchos más, ¡no te dejará en ayunas! De la misma manera, dar una vuelta por las salas de la más moderna Galería de Arte Moderno y Contemporáneo (GAMeC) podrá – en cambio –  hacer que paladees sabores nuevos y extraordinarios, igualmente apetitosos.

No sólo de arte vive el hombre: para el almuerzo, los locales de via San Tomaso o bien Santa Caterina sabrán satisfacer tus apetitos. Después de reconfortarte podrás subir hacia Città Alta.

Desde Sant’Agostino hasta el Teatro Sociale (desde las 14:30 hasta las 17:00)

BérgamoJusto después de la puerta de S.Agostino, a la derecha, encontrarás el parque del monasterio con el mismo nombre.

Sus bancos son perfectos para descansar y digerir, pero si ya te sientes activo te aconsejamos visitar la tronera de S. Michele, mientras que si no te gustan los lugares cerrados los claustros del ex convento de San Francesco pueden ser una válida alternativa.

Pero si incluso aquí tanto el aire como el panorama no son suficientes, puedes subir hasta la cima de la Torre del Gombito.

Piazza Vecchia, Piazza Duomo y San Vigilio (desde las 17:00 hasta las 19:30)

BérgamoYa estás cerca del corazón de Bérgamo: Piazza Vecchia. Puedes contemplar toda la ciudad desde el altura del Campanone, o bien gozar de la majestuosidad de la Capilla Colleoni. Merece la pena también la experiencia interactiva del Museo del Cinquecento, para entender mejor cómo era la vida en la época de la Serenísima República de Venecia.

Lorenzo Lotto acompaña incluso este “plato” con sus tablas de madera al interior de Santa Maria Maggiore, y si no quieres abandonar el gusto de las iglesias, el Duomo te espera justo a su lado.

Para terminar, solo te falta decidir si prefieres cenar en uno de los románticos callejones del burgo medieval, o bien disfrutar con el panorama de la llanura y de los Apeninos comiendo algo más en San Vigilio.

Los Burgos

Más allá de la particular arquitectura que divide Bérgamo en Città Alta y Città Bassa, los sugestivos burgos son los que mejor representan el corazón histórico y cultural que encierra en sí toda la historia popular relacionada con las tradiciones del pasado.

BérgamoMás allá de entender Bérgamo como la especial subdivisión de la ciudad en dos partes, Ciudad Alta y Baja, para conocerla completamente y mejor, con su “centro” histórico y “popular” se aconseja visitar los burgos, ramificación natural y vital de la ciudad en la colina antes de que se desarrollara el centro urbano.

Estos barrios históricos, si se observan en un mapa, parecen dibujar una mano abierta: Borgo Canale, que lleva desde Bérgamo Alta hacia las colinas y que acoge con orgullo la Casa natal de Donizetti; Borgo San Leonardo, que desde Piazza Pontida, nexo de unión de calles y zona urbana con locales y tiendas, lleva a Ciudad Alta a lo largo de la via Sant’Alessandro; Borgo Pignolo, con sus elegantes fachadas de las antiguas casas nobiliarias y finalmente Borgo Santa Caterina, uno de los lugares en los que se puede respirar el ambiente de las pequeñas regiones de una época pasada con tiendas artesanas y pequeñas tiendas de vecindad. Casi como la ”otra” ciudad, con una historia y arte que nada tienen que envidiar a la otra ciudad y donde es posible encontrar vestigios de unas tradiciones y vida de una época pasada.

Originalmente, y antes de que el círculo de murallas construidas por Venecia encerrara la colina en un poderoso anillo de piedra, la ciudad se extendía en las laderas de la colina, precisamente a través de los burgos, surgidos a lo largo de las principales vías de comunicación.

Bérgamo baja

Las tranquilas calles de antiguos burgos encuentran el dinamismo contemporáneo de Bérgamo Baja. Ciudad para vivir, modernidad a atravesar y fascinación por descubrir entre monumentos, museos, cafés, y restaurantes, para después, de manera inesperada, levantar la mirada y encontrarse con una Ciudad Alta de postal.

BérgamoUna vista desde arriba, a vista de pájaro, sería lo ideal para entender la estrecha relación entre la Bérgamo moderna en la llanura y la antigua que se asoma a ella, representada por los burgos. Estos últimos surgieron a lo largo de las principales vías de comunicación entre la ciudad alta y el territorio. Los principales, según las muestras artísticas e históricas, son Borgo Pignolo, Borgo Palazzo y Borgo Sant’Alessandro.

Entre los burgos de Pignolo y de Sant’Alessandro se fue desarrollando, entre el XIX y el siglo pasado, la ciudad moderna, de la que el Sentierone, el paseo tradicional de los bergamascos, es el tramo más destacado, junto con la Torre dei Caduti (Torre de los Caídos).

BérgamoEn el Sentierone se asoman el Teatro Donizetti, flanqueado por el monumento romántico dedicado al maestro, y la Iglesia de San Bartolomeo, con el gran retablo de Lorenzo Lotto “Virgen con el Niño en trono y santos”. Al visitante que, antes de dejar la ciudad, quiera una imagen-recuerdo de Bérgamo condensada en una sola imagen, le aconsejamos que se dirija a los propileos de Porta Nuova, los dos edificios de estilo neoclásico situados a ambos lados del Viale Vittorio Emanuele.

Con la estación ferroviaria a sus espaldas, el propileo de la izquierda es el punto ideal per una imagen que, dado el espaciado equilibrado del Sentierone, se extiende y llega hasta la Ciudad Alta y su contorno. ¡Clic y hecho! Llevará siempre consigo, además de en el corazón y la memoria, el recuerdo de una ciudad inolvidable.

Cómo llegar

En autobús

En tren

  • Bérgamo está conectada por tren con Milán, Lecco y Brescia. La duración del viaje a Milán y Brescia es de unos 50 minutos, en cambio, para Lecco es de unos 40 minutos.
  • La Stazione FS de la ciudad se encuentra en el Piazzale Guglielmo Marconi en pleno centro.

En autobús

En coche

  • A Bérgamo se puede llegar a través de la autopista A4 Milán-Venecia (Salida Bérgamo).

Fuente y más info: http://www.visitbergamo.net

Fotografías: Martínezld

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.