Versión clásica

Casa Hundertwasser de Viena vista desde la Hundertwasser Village

La Casa Hundertwasser vista desde la Hundertwasser Village, ya que esta famosa casa únicamente solo se puede ver desde el exterior. Mes a mes hemos estado viendo el mundo tras una ventana o desde una puerta. Este mes hacemos una excepción y veremos desde la calle y desde la Hundertwasser Village, las ventanas de la Casa Hundertwasser, las ventanas mas famosas de Austria

Hundertwasser

Fotografía: Martínezld

La Casa Hundertwasser porta la inconfundible firma del artista Friedensreich Hundertwasser, cuyo nombre real es Friedrich Stowasser. La fachada exterior de la Casa Hundertwasser, adornada con muchos colores distintos, atrae las miradas de forma mágica.

Los habitantes del edificio tienen derecho a decorar la parte de fachada que rodea las ventanas a su gusto. Más de 200 árboles y arbustos pueblan los balcones y terrazas, haciendo de la Hundertwasserhaus un oasis verde en medio de la ciudad. La Casa Hundertwasser se puede ver únicamente desde el exterior.

Casa Hundertwasser de Viena

Fotografía: Martínezld

Justo enfrente de ésta se encuentra la Hundertwasser Village, que sí puede verse por dentro. Surgió durante 1990 y 1991 de lo que había sido un taller de neumáticos. El artista ideó un centro comercial con una «plaza del pueblo», un bar y numerosos negocios al estilo típico Hundertwasser.

La casa, diseñada por Friedensreich Hundertwasser, atrae a visitantes de todo el mundo. En el edificio se encuentran 52 viviendas, 4 locales de negocio, 16 terrazas privadas, un jardín de invierno, 3 azoteas comunitarias y 2 áreas de juegos infantiles.

Casa Hundertwasser de Viena

Fotografía: Martínezld

Es en la fachada donde el artista llevó a cabo sus ideas, buscó que cada departamento se difiriera del otro, buscando su individualidad dentro del conjunto, y para ello se valió de diversos colores, texturas, mosaicos, formas y posición de ventanas, etc. Cada apartamento individual es pintado en el exterior con un color distinto, de azul, rojo, blanco o amarillo, logrando un todo que es mayor que la suma de sus partes. Los colores fueron impuestos por cada usuario ya que tenían derecho a pintar su fachada libremente desde su ventana, hasta donde le alcanzara el brazo.

La diversidad de Ventanas de diferentes formas y tamaños, logran lo que el artista esperaba, que transmitiesen una sensación de «bailar» a los espectadores. Ventanas y azulejos de mosaico con ángulos torcidos, no se establecen en una red, pero si una forma orgánica más lúdica.

El derecho a la ventana según Friedensreich Hundertwasser

“El que vive en una casa debe tener derecho a asomarse a su ventana y a diseñar como le guste todo el trozo de muro exterior que pueda alcanzar con el brazo, así será evidente para todo el mundo desde la lejanía que allí vive una persona.

Casa Hundertwasser de Viena

Fotografía: Martínezld

Tienes derecho a diseñar a tu gusto tus ventanas y los muros exteriores hasta lo que alcance tu brazo. Hay que ignorar los reglamentos que prohíben o restringen este derecho. Es tu deber ayudar a la vegetación a conseguir sus derechos con todos los medios a tu alcance.

Fuente y mas info: 

 

 

Fecha de inicio: 07-06-2020

Fecha fín: 05-07-2020

Lugar: Hundertwasser
Viena

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.