Versión clásica

Conceyu País Llionés presenta su nueva valla en Ponferrada

Piden a la población de El Bierzo que se involucre en un proyecto de máximo interés, para revertir la gravísima situación de abandono y ruina, económica, social, poblacional e identitaria, que nos ha ocasionado la pertenencia a esta mastodóntica Des-Comunidad

Valla Ponferrada Conceyu Pais Lliones Xunios 2Conceyu País Llionés ha renovado su valla reivindicativa en Ponferrada, para promover la conciencia leonesa, e incentivar las mociones pro-autonomía leonesa, en los ayuntamientos de El Bierzo, sumándose al movimiento que ya ha conseguido numerosas mociones favorables en municipios y pedanías de buena parte del resto de León, representando ya a más del 40 % de la población leonesa.

En un comunicado hecho público este pasado sábado piden a la población de El Bierzo que se involucre en un proyecto de máximo interés, para revertir la gravísima situación de abandono y ruina, económica, social, poblacional e identitaria, que nos ha ocasionado la pertenencia a esta mastodóntica Des-Comunidad, formada por dos identidades diferenciadas: León por un lado, y por el otro Castilla.

Conceyu País Llionés afirma en ese comunicado que «somos sensibles a la fuerte identidad de El Bierzo, como lo somos a cada una de las comarcas que componen el País Llionés. En el ideario de Conceyu, reflejo de nuestro sentir, consideramos a El Bierzo necesitado, por su población, y su potencial económico, de un régimen territorial y político de autogestión, dotándole de un Conceyu del Bierzo, con todas las competencias, transferidas para tal fin. Ello, dentro de un País Llionés cohesionado, y descentralizado por completo, para que la administración se acerque al ciudadano, y no al revés, como hasta ahora hemos sufrido, y seguimos sufriendo. ¿Quién mejor que los mismos bercianos para poder ver y resolver sus propios problemas? Pero, para que esto se produzca, El Bierzo tiene que dotarse de una herramienta realmente útil (Conceyu de El Bierzo, autogestionado), y no el regalo envenenado de un Consejo Comarcal, al servicio de la Junta, que sirve para poco más que pagar los sueldos (con fondos de la autonomía) de los estómagos agradecidos que en él están, para que sigan apoyando el estatus autonómico actual».

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.