Versión clásica

El Senado abordará la moción de Compromís sobre el futuro de la farmacia rural en la próxima comisión

El Gobierno no prevé medidas fiscales para sostener las farmacias del mundo rural con viabilidad económica comprometida

farmacia ruralMADRID, 28 de septiembre de 2020. Una vez reactivada la comisión de Sanidad en el Senado, el próximo 13 de octubre se debatirá la moción de Compromís sobre el futuro de la farmacia rural y la necesidad de garantizar su supervivencia en un momento de depresión que vive el mundo rural y la pérdida de servicios y población “no cesan”.

La coalición lleva reclamando al Gobierno que no se olvide del sentir de mucha población dispersa y de la España vaciada así como del consenso existente con la necesidad de tomar medidas para frenar la despoblación en el mundo rural. El representante valenciano recuerda que “el anuncio del cierre de farmacias como o pequeños comercios, suponen un drama, especialmente en aquellos servicios más básicos y esenciales, que son los que minan el estado de ánimo de la población local o de las parejas jóvenes, por lo que urge que la Administración tome cartas en el asunto con medidas fiscales”.

Mulet ha recordado que la coalición ya propuso estas medidas ante el déficit que arrastran muchas de las farmacias rurales con una viabilidad económica comprometida “ya que son un servicio indispensable, imprescindible en una pandemia como la que vivimos y vital, por lo que hay que evitar que cierren y debatir sobre esta cuestión para que no quede aparcada. La crisis por la Covid-19 y la económica no deben hacer que los políticos nos olvidemos del drama que vive el mundo rural”.

Según un estudio de 2018 de la Sociedad Española de Farmacia Rural (SEFAR) a instancias del Consejo General de Colegios Farmacéuticos, un Fondo de Compensación para las Farmacias Rurales Esenciales podría ser la solución para aquellas farmacias que cumplieran una serie de criterios demográficos, económicos y sanitarios y por una simple cuestión de justicia y equidad. Se aseguraría así su viabilidad económica, se garantizaría la equidad y universalidad en el acceso al medicamento y, por extensión, se apuntalaría el modelo español de farmacia. Este fondo pasaría por retener, únicamente, 4 céntimos de cada receta, lo que supone un 0,18% de la facturación total (0,37% de la dependiente de factura pública) para estas farmacias. Ello daría viabilidad a las mismas sin suponer ningún gasto público.

Sin ayudas del Gobierno

Compromís presentó en el Senado distintas preguntas al Gobierno y propuestas para atender a este sector. Las respuestas del Gobierno fueron “vagas”. Por una parte, buscan la excusa de derivar la responsabilidad a las comunidades autónomas por estar transferida la sanidad, al mismo tiempo que reconocen que tocaría cambiar legislación estatal pero no se comprometen a impulsar estas reformas.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.