Versión clásica

Este mes te invitamos a visitar: Cañizal (Zamora)

Cañizal es un municipio de la provincia de Zamora, que se encuentra situado en la comarca de La Guareña, en el límite provincial de Zamora con Salamanca y emplazado a lo largo de una colina.

españa_Zamora_Cañizal (BANDERA)De su caserío destaca su monumental iglesia, desde cuya torre se puede observar una amplia panorámica de la comarca. A las afueras de su casco urbano, junto a la carretera comarcal que une esta localidad con Vallesa de la Guareña, se encuentra la ermita en honor a la Virgen de la Cruz y ante ella un crucero.

Investigaciones arqueológicas recientes sitúan los orígenes de Cañizal en un asentamiento altomedieval conocido como La Huesa. Las cerámicas tardorromanas y altomedievales halladas en el lugar sitúan el origen del asentamiento entre el siglo V y el siglo VII prolongándose hasta el año 1000 y sobreviviendo, por tanto, a la crisis derivada de la conquista musulmana en el 711.

El actual asentamiento situado más al sur tuvo su origen en el señorío que aglutinó la Orden de San Juan de Jerusalén en el sudeste de la actual provincia de Zamora gracias a las donaciones de doña Urraca, hija y heredera del rey Alfonso VI realizadas el 3 de julio de 1116; y a las que su hijo Alfonso VII hizo a lo largo del siglo XII.

Fotografía: Ayto. Cañizal

Fotografía: Ayto. Cañizal

La orden de San Juan, organizó desde entonces el espacio territorial que se le concedía, mediante el sistema de encomiendas -rentas o propiedades que se ceden o encomiendan- poniendo al frente de las mismas a un freire de la orden que con el nombre de comendador se haría cargo de su gobierno.

Cañizal formó un único núcleo junto con la villa de Villaescusa a partir del siglo XV -antes fueron dos aldeas incorporadas a La Bóveda de Toro-, de ahí que todos los documentos, a partir de entonces, se refieran a la encomienda de Villaescusa y Cañizal.

Cañizal que como su toponimia indica era un lugar abundante en cañizos tuvo como punta de lanza de su riqueza económica los abundantes pastos de su dehesa lo que llevó a más de un pleito por su posesión y disfrute a lo largo de su historia.

Fotografía: Ayto. Cañizal

Fotografía: Ayto. Cañizal

Respecto al trascendental acontecimiento del siglo XVI conocido como Guerra de las Comunidades, Cañizal se mantuvo al lado del rey Carlos I como muestran diversos documentos históricos.

Aunque Cañizal fue en sus inicios una villa modesta, de renta corta, su excelente situación en lo que a rutas comerciales se refiere -por ella pasaba la ruta Zamora-Ávila y en sus cercanías otras vías importantes-, la conservación de algunas parcelas bajo el dominio del Concejo tras las enajenaciones de las tierras comunales en la decimosexta centuria y su baja cota impositiva dotaron a la villa de unas peculiaridades que contribuyeron sin duda a su engrandecimiento teniendo un crecimiento constante de población a lo largo del siglo XVI y, siendo, sorprendentemente, el único municipio de Valdeguareña que no sufrió la crisis poblacional del siglo XVII.

Fotografía: Ayto. Cañizal

Fotografía: Ayto. Cañizal

No extraña que Antonio Gómez de la Torre en su “Corografía de la provincia de Toro” y ya en los inicios del ochocientos nos hable de la “villa rica y populosa en tiempos pasados…que sobresalía o era casi única muchas leguas alrededor en la cosecha de vinos”.

Durante la Guerra de la Independencia Cañizal tiene un importante papel en julio de 1812 en los días previos a la batalla de los Arapiles. El ejército aliado de Wellington y el ejército francés de Auguste Marmont se enfrentaron en su término en lo que los portugueses -aliados de Wellington- llaman “Los Combates de Cañizal”. Y en sus cercanías se inicia “La Marcha Paralela” de ambos ejércitos hacia Salamanca.

Qué ver

Casa blasonada

La casa noble situada en la calle de la Plata nº 51 y declarada Bien de Interés Cultural por la Junta de Castilla y León en 1991. Su fábrica ha sido establecida en la segunda mitad del siglo XVIII.

Fotografía: Ayto. Cañizal

Fotografía: Ayto. Cañizal

Se trata de una vivienda realizada en sillería con simetría compositiva en su fachada. Destacan las grandes ventanas rectangulares de su parte inferior y los balcones con antepechos de hierro con bolas sobre base moldurada pétrea en la superior. Las calles se individualizan mediante pilastras toscanas y en la calle central se abre la puerta de ingreso con arco adintelado, bocelón quebrado y dos pilastras cajeadas. El balcón superior, más grande que los laterales, se remata con una cornisa que, para acoger el escudo, dibuja un arco de medio punto.

Es en definitiva, una buena vivienda levantada por la pequeña nobleza rural que se halla toda ella en estado de derrumbe.

 

Templo de Nuestra Señora de la Visitación

Obra del siglo XVII que se asienta sobre una iglesia románica hoy totalmente desaparecida y que hasta el siglo XIX fue utilizado como cementerio. Del edificio destacan sus amplias bóvedas, sus firmes paredes y sus hermosos retablos.

Fuente y más info: http://www.canizal.es/

Textos: wikipedia

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.