Versión clásica

Fabero recupera la tradición de la teatralización de la Santa Compaña

Se trata de una tradición oral de tipo “premonitorio” sobre hechos transcendentes y definitivos. La Estantigua es un mito presente con diversas variantes en todo el cuadrante noroeste de España, donde recibe también las denominaciones de GüestiaGüéspedaEstadeaHosteGenti de Muerti, procesión de ánimas o simplemente Santa Compaña.

Este viernes 1 de noviembre la localidad leonesa de Fabero recupera una vieja tradición con la representación de la Santa Compaña, una creencia muy arraigada en el Valle de Fornela y en todo el noroeste peninsular. Esta representación se organiza con motivo de la IV Feria de Terapias Complementarias y Arte que se celebra estos días en esta localidad.

Se trata de una tradición oral de tipo “premonitorio” sobre hechos transcendentes y definitivos. Y es que no existe un acontecimiento más inquietante para el ser humano que el “adios” definitivo.

También están ampliamente documentadas las llamadas “procesiones de ánimas o de difuntos”, que se sustancian en una ronda nocturna de una comitiva espiritual a la búsqueda de los “condenados a morir” en una parroquia o aldea.

En esta teatralización participan 46 personas que saldrán de la plaza del Ayuntamiento hoy viernes a las 22,30 horas para recoger el carbón en el pozo Julia, lugar en dónde tendrá lugar una queimada tras el canto gregoriano.

La Santa Compaña

Aunque el aspecto de la Compaña varía según la tradición de diferentes zonas, la versión más extendida afirma que está formado por una comitiva de almas en pena vestidas con túnicas negras con capucha que vagan durante lnoche.

Esta procesión de ánimas forma dos hileras, van envueltas en sudarios y con los pies descalzos. Cada fantasma lleva una vela encendida y su paso deja un olor a cera en el aire. Al frente de esta compañía fantasmal se encuentra un espectro mayor llamado Estadea.

La procesión va encabezada por un vivo (mortal) portando una cruz y un caldero de agua bendita seguido por las ánimas con velas encendidas, no siempre visibles, percibiendo su presencia en el olor a cera y el viento que se levanta a su paso.

Esta persona viva que precede a la procesión puede ser hombre o mujer, dependiendo de si el patrón de la parroquia es un santo o una santa. También se cree que quien realiza esa «función» no recuerda durante el día lo ocurrido en el transcurso de la noche, únicamente se podrá reconocer a las personas penadas con este castigo por su extremada delgadez y palidez. Cada noche su luz será más intensa y cada día su palidez irá en aumento. No les permiten descansar ninguna noche, por lo que su salud se va debilitando hasta enfermar sin que nadie sepa las causas de tan misterioso mal. Condenados a vagar noche tras noche hasta que mueran u otro incauto sea sorprendido (al cual el que encabeza la procesión le deberá pasar la cruz que porta).

Caminan emitiendo rezos (casi siempre un rosario) cánticos fúnebres y tocando una pequeña campanilla y a su paso, cesan previamente todo ruido de animales en el bosque: solo se escuchan unas campanas. Los perros anuncian la llegada de la Santa Compaña aullando en forma desmedida y los gatos huyen despavoridos, realmente asustados.

Se dice que no todos los mortales cuentan con la facultad de contemplar la «Compaña». Elisardo Becoña Iglesias, en su obra La Santa Compaña, el Urco y los Muertos explica que según la tradición tan solo ciertos «dotados» poseen la facultad de verla: solo los niños a quienes el sacerdote, por error, ha bautizado usando óleo de los difuntos poseen de adultos la facultad de ver la aparición. Otros, no menos creyentes en la leyenda, habrán de conformarse con sentirla, intuirla, etc.

Para librarse de la maldición de sumarse a la peregrinación de la Santa Compaña debe dibujarse en el suelo un círculo y entrar en él o bien acostarse boca abajo, o llevar una cruz encima, rezar sin escuchar los cánticos de la Santa Compaña o bien (en última instancia) salir corriendo.

Fecha de inicio: 01-11-2019

Fecha fín: 01-11-2019

Lugar: fabero

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.