Versión clásica

El Real Fuerte de la Concepción (Salamanca)

El Real Fuerte de la Concepción se encuentra situado en la provincia de Salamanca, a 11 km. de la población fronteriza de Fuentes de Oñoro, en el pueblo de Aldea del Obispo, junto a la raya con Portugal dibujada por las riberas del río Turones.

fuerte de la concepcionLa guerra con Portugal y la construcción del primer fuerte

El 1 de diciembre de 1640, el pueblo de Lisboa se levantó en armas contra su rey Felipe IV, monarca de España y Portugal. Corrían malos tiempos para la monarquía de los Austrias, pues sus tercios luchaban en la Guerra de Francia y contra el levantamiento catalán, por lo que España no disponían de soldados para someter a los levantiscos portugueses. El 20 de enero de 1641 los portugueses proclamaban su independencia eligiendo como nuevo rey al duque de Braganza, con el nombre de Juan IV de Portugal.

La Paz de los Pirineos puso fin a la guerra entre España y Francia en 1659, lo que hizo posible que Felipe IV intentase recuperar el trono de Portugal. Se encomendó el mando de los ejército españoles al duque de Osuna.

Osuna ordenó la construcción de un fuerte en la ribera española del río Turones que sirviese de acantonamiento para los ejércitos españoles que debían recuperar Portugal. Se le autorizó fortificas el pueblo portugués de Vale da Mula, con ayuda del ingeniero Simón Jocquet, pero finalmente se decidió comenzar los trabajos de fortificación en el cerro del Gardón, en la ribera española del Turones.

Los trabajos comenzaron el 8 de diciembre de 1663, festividad de la Inmaculada Concepción, por lo que el fuerte tomó este nombre. El 20 de enero de 1664 concluía la primera fase de los trabajos, comunicando Osuna al Consejo de Guerra que el primer fuerte de la Concepción era capaz de acoger una guarnición de 1.500 infantes y 200 jinetes.

El Fuerte contaba con un amplio patio amurallado reforzado por cuatro macizos baluartes pentagonales situados en sus ángulos, construidos con taludes de tierra reforzados por empalizadas de madera y cestones.

El 8 de junio de 1664 las tropas de Osuna fueron derrotadas por los portugueses en la batalla de Castelo Rodrigo. El rey de España quitó el mando a Osuna de sus ejércitos en la frontera con Portugal y ordenó la demolición del primer fuerte de la Concepción al año escaso del comienzo de su edificación.

Real Fuerte ConcepcionEl nuevo Fuerte de la Concepción, obra del Rey Felipe V

Entre 1730 y 1735, reinando Felipe V, el ministro José Patiño ordenó construir una línea de fortificaciones para proteger la frontera española y así contrarrestar las plazas fuertes existentes en Portugal de Olivenza, Elvas, Valença do Miño y, sobre todo, de Almeida. El 30 de noviembre de 1735 se encomienda al ingeniero militar Pedro Moreau la construcción de un nuevo fuerte de la Concepción sobre las ruinas del que comenzó a construir Osuna el siglo anterior.

Moreau, aprovechando la excavación realizada setenta años antes, redactó los contratos para el asiento de las obras, dando comienzo el acopio de material y primeras obras el 1 de mayo de 1736, colaborando con él, desde 1737, Manuel de Lara Churriguera, autor de la decoración de la puerta principal, con su impresionante el escudo real, que algunos investigadores atribuyen a su hermano José.

Moreau, a los tres años de comenzada la obra, recibió el encargo urgente de de la Corona de fortificar las plazas de Orán y Cádiz, lo que hizo que, entre 1750 y 1753, se hiciese cargo de las obras del Fuerte de la Concepción Antonio de Gaver y Juan Giraldo de Chaves. A finales de 1753 Moreau vuelve a ser responsable de la construcción logrando terminar la fortaleza en 1758.

Durante medio siglo el Fuerte de la Concepción sobrevive olvidado, a modo de guardián fantasmal de la frontera, entre una España en lento declive y el ya plenamente independiente Portugal.

Real Fuerte Concepcion1808 : La guerra contra los franceses

El 2 de mayo de 1.808 el pueblo de Madrid se subleva contra la ocupación encubierta de las tropas francesas dando comienzo la Guerra de la Independencia. Da comienzo un conflicto que se prolongaría hasta el verano de 1813 y en el que el Fuerte de la Concepción, así como las cercanas ciudades amuralladas de Almeida y Ciudad Rodrigo, tendrá un destacado protagonismo. La decisión de Napoleón de apoderarse de Portugal y de poner a su hermano José en el trono de España convertirá, durante cinco largos años, a la Península Ibérica en uno de los campos de batalla más importantes del largo ciclo bélico que conocemos por Guerras Napoleónicas.

El levantamiento de Portugal y los intentos de ocupación de Napoleón

La llegada a Portugal de tropas inglesas, mandadas por el general sir Arthur Wellesley, futuro duque de Wellington, convertirá el enorme territorio en el que se asienta el Fuerte de la Concepción, en un campo de batalla durante varias etapas de la Guerra de Independencia española.

En septiembre de 1807, siendo aún aliadas España y Francia, se produjo el primer intento de invasión de Portugal, durante el que las tropas napoleónicas lograron entrar en Lisboa. La entrada de los franceses en la capital portuguesa provocó la huida de la familia real a Brasil a finales de noviembre de 1807, estallando poco después, casi simultáneamente con el 2 de mayo 1808 español, la sublevación de los portugueses contra la ocupación francesa.

Lord Wellington al mando del ejército anglo-español

En agosto de 1808 el futuro lord Wellington desembarcaba al frente de un cuerpo expedicionario inglés en las cercanías de Figueira da Foz. La derrota de las tropas Junot en Vimeiro, produjo la salida de los franceses por mar de Portugal en octubre de 1808. A comienzo de 1809 Napoleón ordeno una nueva invasión de Portugal. El 29 de marzo de 1809 Soult lograba tomar Oporto, siendo desalojado por Wellington en mayo de esta ciudad, lo que provoco la huida de los ejércitos galos, mandados por Soult y Ney, de Portugal. En abril de 1810 el territorio español está teóricamente ocupado por los soldados de Napoleón, por lo que el Emperador Napoleón decide por tercera vez invadir Portugal. Se confía el mando de la nueva invasión al mariscal Massena. La nueva ruta de invasión, al igual que en la primera invasión, discurrió a través del camino real por Salamanca y Ciudad Rodrigo camino de Lisboa.

En junio y julio de 1810 los franceses asedian Ciudad Rodrigo, rindiendo el brigadier Herrasti la plaza el 10 de julio al mariscal francés Ney.

Los británicos vuelan el fuerte

El 21 de julio de 1810 los británicos, durante su retirada, volaron el Fuerte de la Concepción. Los 4 revellines que protegían sus muros fueron destruidos, así como dos de sus baluartes. Amplias zona de la muralla se desmoronaron. El fuerte de San José y el cuartel circular de Caballerizas también fueron volados por los ingenieros ingleses. Los estragos hechos por la pólvora fueron enormes y se pueden seguir apreciando en la actualidad. Las tropas francesas volvieron a penetrar en Portugal, para llegar a las puertas de Lisboa y allí encontrarse con la férrea línea de fortificaciones levantada por Wellington en Torres Vedras. En marzo de 1811 los soldados de Napoleón volvían a salir de Portugal derrotados por los ejército anglo portuguesés.

 La batalla de Fuentes de Oñoro

Los días 3 y 4 mayo de 1811 se producía la batalla de Fuentes de Oñoro, volviéndose a combatir en el Fuerte de la Concepción, combate que se cierra con la victoria de los ingleses y que provoca la huida francesa de Almeida y el final de la guerra en Portugal. El 19 de enero de 1812 entraba Wellington en Ciudad Rodrigo. Francia ya camina de derrota en derrota hasta su total expulsión de la Península Ibérica.

wikipedia Puente_ConcepcionEl Fuerte de la Concepción, en los s. XIX y XX y su recuperación

Con el final de la Guerra de la Independencia el Fuerte de la Concepción cae en el más absoluto olvido. Sus poderosos muros semidestruidos pasan en tiempo de Isabel II a manos particulares. El edificio es utilizado como cantera hasta mediados del siglo XX, siendo expoliado por sus propietarios para construir muchas de las casas que todavía se pueden ver en los pueblos cercanos. Los campos que lo rodean son empleados como tierras de pasto para el ganado, mientras que algunas de sus naves sirven para dar cobijo a los animales o para el cultivo de champiñones.

Durante estos años sus puertas estuvieron abiertas de par en par, haciendo la delicia de los niños del Aldea del Obispo y de algunas parejas que subían a pasear entre sus bucólicas y románticas ruinas. Su patio era empleado para celebrar las fiestas patronales del cercano pueblo de Aldea del Obispo y sus murallas servían para que estudiosos y turistas apreciasen su impresionante estructura militar en forma de estrella, al tiempo que se asombraban del grosor de sus muros y de su capacidad para resistencia el abandono y el inexorable paso del tiempo. Durante dos siglos el Fuerte de la Concepción se ha alzado como una inmensa isla militar de piedra en plena dehesa salmantina.

El año 2006 los actuales propietarios compraron las ruinas del Fuerte de la Concepción, iniciándose casi de inmediatos el proceso de restauración que ha convertido al Real Fuerte de la Concepción en la única fortaleza militar estilo Vaubam acondicionada como hotel de lujo en toda Europa.

F4_FuerteConcepcion_Generico_10032014_800x516Hoy es un hotel de lujo

El hotel Real Fuerte de la Concepción es una enorme masa de granito levantada en el s. XVIII por encargo de Felipe IV y terminado de construir bajo el reinado de Carlos III. Fue diseñado por el ingeniero militar Pedro Moreau y por el maestro de obras Manuel Larra Churriguera, autor de la plaza mayor de Salamanca.

Este conjunto histórico, artístico y hotelero se compone de siete edificios en piedra que hacen del Real Fuerte de la Concepción un alojamiento único en Europa. Cuenta con salón-bar, tres comedores, terraza de verano e invierno, varios salones y salas de reuniones privadas para eventos, reuniones familiares o de empresa, y capacidad para 58 habitaciones todas ellas suites. Dentro de sus murallas nuestros clientes disfrutan de su gran patio de armas de 3.000 metros cuadrados en el que el sonido del agua de su fuente es el ruido predominante. En los veladores aislados que salpican sus bastiones se puede charlar con unos amigos o celebrar una fiesta privada lejos de la prisa y el ruido de la ciudad.

Los espacios al aire libre que rodean sus murallas nos trasladan a un lejano pasado. El Real Fuerte de la Concepción está enclavado en un gran parque de medio millón de metros cuadrados, que linda con la raya de Portugal, por el que se puede pasear y disfrutar de la paz y el silencio que se respira en todo su entorno.

pres7Las habitaciones y suites

La naturaleza singular del Fuerte hace que la estancia en sus habitaciones abovedadas sea siempre una experiencia única. El Fuerte dispone de 48 suites abovedadas, que constan de dormitorio, baño, vestidor y salón independiente, y de otras 10 suites especiales arquitectónicamente únicas que surgen de la historia dos veces centenaria del edificio. En la actualidad, sólo están disponible 14 suites. Las suites especiales permiten disfrutar de total privacidad ya que el Bastión del Príncipe, y Bastión del Rey, gozan de entrada privada a través del foso y terraza propia. La suite Bastión de España, con vistas desde su terraza a los puentes levadizos que dan entrada a la fortaleza, ofrece la mejor estampa del Real Fuerte de la Concepción.

Reservas: REAL FUERTE DE LA CONCEPCIÓN – RESTAURANTE EL ESCUADRÓN
Avda. de Portugal – Aldea del Obispo (Salamanca) – Tel. (+34) 923 109 990 – Fax. (+34) 923 109 993
info@fuertedelaconcepcion.com

Fuente y mas info: http://www.fuertedelaconcepcion.com

Texto: Hotel Fuerte de la Concepción. fotografías: Wikipedia, RV Edipress y Hotel Fuerte de la Concepción

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.