Versión clásica

La bodega de Hacienda Albae nos abre sus puertas

La bodega de Hacienda Albae nos abre sus puertas

Fotografía: Rodrigo Lombraña

En mitad de La Mancha, epicentro de la producción de vino a granel, aparece el oasis de Hacienda Albae. Tras cruzar el dintel de la puerta, el visitante aprecia que se encuentra ante una historia diferente, una hacienda planificada desde hace más de tres décadas, un proyecto a largo plazo basado en la constancia.

Esta historia comenzó a fraguarse hace 35 años, cuando se sembraron las primeras viñas de las 200 hectáreas que actualmente rodean la hacienda. Durante varias décadas, el trabajo estuvo focalizado en encontrar y seleccionar las mejores variedades de uva. Cumplido este objetivo, comenzaron las primeras pruebas de vinificación hasta alcanzar un producto acorde con la calidad buscada. Hasta finalmente, conseguidos estos propósitos, construir la bodega y la hacienda actual.

Fotografía: Rodrigo Lombraña

En Hacienda Albae también se trabaja de manera particular respecto a otros caldos de La Mancha, cultivando una cantidad limitada de cada una de las siete variedades de uva seleccionadas.

Durante los años, esta bodega se ha especializado en producir un vino monovarietal, lo que permite individualizar sobre cada uno de ellos el desarrollo y el mimo que necesita.

De este modo, la tenacidad con la que se ha trabajado estos años se refleja en la filosofía de la bodega, del viñedo a la botella.

Para el visitante, Hacienda Albae también ofrece un hotel.

Fotografía: Rodrigo Lombraña

De este modo, además de contemplar los verdes viñedos, el cliente puede disfrutar de actividades variadas que incluyen, por ejemplo, degustación de vinos o comidas maridadas.

En este sentido, es de destacar la cocina de la bodega en la que se puede disfrutar de los tradicionales platos manchegos con un punto de modernidad fusión.

Todo esto durante los fines de semana y en los periodos en los que no se interfiera con los momentos de máximo funcionamiento de la producción vinícola, ya que si algo tienen claro en Hacienda Albae es que lo primero es la calidad de sus vinos y el cariño depositado en su desarrollo.

Fotografía: Rodrigo Lombraña

La familia de vinos monovarietales de Hacienda Albae incluye una gama de blancos, en la que recrearse en el frescor y los aromas florales y frutales de Viognier y Chardonnay.

En cuanto a los vinos tintos, además de Tempranillo, tan habitual de algunas de las mejores denominaciones de la península, se pueden disfrutar variedades menos frecuentes como Syrah.

Quizás la apuesta más atrevida de estas bodegas son los monovarietales de Malbec o Merlot para deleitarse con un frescor afrutado poco frecuente en los tintos de estas latitudes.

También hay dejarse seducir por el carácter y la intensidad de Cabernet.

Fotografía: Rodrigo Lombraña

El espíritu de mejora constante y de distinguirse con productos excelentes tiene su reflejo en la gama de vinos reserva. Así se presenta el Grand Chardonnay, un blanco con una cuidada elaboración que incluye envejecimiento en barrica durante varios meses. Por supuesto, en esta gama superior Hacienda Albae exhibe potencia y vigor de los dos reservas estrella, Grand Tempranillo y Grand Cabernet Suvignon, vinos con una crianza mínima de quince meses en barrica.

Ya sea para la realización de eventos, disfrutar de la tranquilidad manchega, saborear una cocina de excelente calidad o simplemente, para degustar vinos de óptima condición, Hacienda Albae te abrirá sus puertas.

 

Textos y Fotografía: Rodrigo Lombaña

Fecha de inicio: 18-06-2018

Fecha fín: 30-06-2018

Lugar: Carretera Argamasilla de Alba a Cinco Casas CM-3113, km 25.5,
13700 Argamasilla de Alba,
Ciudad Real

TELÉFONO
(+34) 926 699 349, (+34) 667 109 786

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.