Versión clásica

La OCU analiza las pizzas refrigeradas

Tienen un alto contenido en grasas, mucha sal y, la mayoría de ellas, una excesiva cantidad de aditivos. OCU recomienda tomar pizzas refrigeradas solo de forma eventual o bien prepararlas en casa. Entre las pizzas refrigeradas analizadas por OCU de jamón y queso, las mejores son Casa Tarradellas, Hacendado y Auchan; y entre las de cuatro quesos, Casa Tarradellas y Carrefour

pizzaGustan a niños y a mayores, se preparan en un momento y su precio es asequible. Son varios los aspectos que explican por qué las pizzas refrigeradas han llegado a ser uno de los platos preparados más demandados por las familias durante el coronavirus. Pero, ¿qué hay de su aporte nutricional? Para responder a esta cuestión, la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) ha analizado 16 pizzas de venta en supermercados, la mitad de jamón y queso y la otra mitad de cuatro quesos, las dos referencias más vendidas.

El estudio revela que las pizzas refrigeradas son alimentos calóricos, muy ricos en grasas y con demasiada sal, por lo que no deben consumirse más que de forma ocasional. En concreto, una ración de 200 g, que viene a ser media pizza, aporta de media: más de 450 kilocalorías (500 kcal las de queso refrigeradas); entre 16 y 19 g de grasa, de los cuales entre 8 y 11 g son de grasas saturadas; cerca de 50 g de hidratos de carbono; unos 24 g de proteínas; y alrededor de 3 g de sal, cuando se recomienda no superar los 5 g diarios. De ahí que OCU aconseje consumirlas solo de forma ocasional o bien prepararlas en casa, limitando la cantidad de sal y añadiendo algún ingrediente vegetal.

Además, antes de meter al horno las pizzas refrigeradas, un panel de expertos cocineros probó el jamón y el queso y la mayoría de las apreciaciones fueron negativas: jamones duros y secos, y queso con poco sabor. Tal vez porque la materia prima no es de gran calidad, los fabricantes utilizan muchos aditivos y aromas: hay productos con más de diez aditivos diferentes. Entendemos que los fabricantes quieren alargar su vida útil, pero no todo vale, los aromas y colorantes son prescindibles, y más aún si son alergénicos. La excepción, dos pizzas de queso refrigeradas que no declaran ningún tipo de aditivo ni aroma: Casa Tarradellas y Hacendado de Mercadona.

El resultado final del análisis, incluyendo la prueba de degustación, apunta como la mejor pizza de jamón y queso la de Casa Tarradellas (de 2,59 a 2,66 euros), mientras que Hacendado (1,99 euros) y Auchan (1,85 euros) son las Compra Maestras, productos de buena calidad a buen precio. Entre las de cuatro quesos, la de Casa Tarradellas (de 2,59 a 2,66 euros) vuelve a ser la mejor, mientras que la de Carrefour (1,99 euros), con una calidad media pero a buen precio, es la Compra Ventajosa de OCU.

Más información en este enlace

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.