Versión clásica

La plaza de San Isidoro de León vista a través de la Puerta del Perdón de la Basílica

La plaza está ahora incompleta debido al accidente que tuvo lugar el 27 de enero del pasado mes de enero, en el que un camión municipal que recogía el árbol de navidad tiró la estatua dedicada a «las Cabezadas» con el abad Viñayo recogiendo los dos hachones de cera.

puerta del perdón de San Isidoro

Fotografía: Martínezld

.

Ineludible en la visita a la ciudad de León, en el Camino Francés, la Real Basílica de San Isidoro se asienta en el lugar que ocupaba una antigua iglesia dedicada a San Juan Bautista y, como se puede comprobar aún sobre la puerta del Cordero, al joven San Pelayo (Pelayín), martirizado por Abderramán III. Destruida por Almanzor, sería reconstruida después por el Rey Alfonso V (si bien en pobres materiales) y por los reyes leoneses Sancha y Fernando I, que traen hasta este lugar los restos de San Isidoro, enterrado en Sevilla.

puerta del perdón de San Isidoro

Fotografía: Martínezld

La Puerta del Perdón de la Basílica de San Isidoro recibe este nombre porque era, tradicionalmente, la puerta por donde accedían al templo los peregrinos que caminaban hacia Santiago, para conseguir en dicha iglesia las indulgencias correspondientes y el perdón de los pecados. Como importante hito en el Camino, tenía una trascendental prerrogativa: los peregrinos que, por razones de enfermedad o imposibilidad manifiesta, entraran por ella, no necesitaban llegar hasta la tumba del Apóstol para ganar la indulgencia.

puerta del perdón de San Isidoro

Fotografía: Martínezld

Hasta hace algunas décadas, la citada puerta se tapiaba y el Señor Obispo de la Diócesis dirigía la solemne ceremonia de reabrirla al comienzo del año Xacobeo.

Se abre en la fachada sur del crucero. Pertenece a la época del románico pleno, y sus relieves están atribuidos al maestro Esteban, que trabajó en las catedrales de Pamplona y de Santiago de Compostela. Su ejecución es posterior a la Puerta del Cordero. El maestro Esteban esculpió por primera vez una serie de temas evangélicos que serían reproducidos después en la portada de la Catedral de Compostela, en la Catedral de Santa María de Pamplona y en la de Toulouse.

puerta del perdón de San Isidoro

Fotografía: Martínezld

Una cornisa ajedrezada divide esta fachada en dos cuerpos. En el cuerpo superior hay tres grandes arcos de medio punto, siendo ciegos los dos laterales. Las columnas del centro son geminadas y sus basas son áticas, de garras. El ventanal central está cerrado por una reja románica. El cuerpo inferior está ocupado por la portada propiamente dicha.

El tímpano de la puerta está dividido en tres dovelas que muestran tres relieves diferentes con temas que ya están lejos de toda influencia mozárabe y que artistas anteriores nunca se atrevieron a tratar. Sin embargo, en las enjutas sí se muestra una reminiscencia mozárabe, no por el tema sino por la posición que se da a las esculturas de San Pedro (con las llaves del cielo en sus manos) y San Pablo; a San Pablo (identificado por un libro) se le concede el lugar de la derecha (izquierda del espectador, derecha de la puerta), el preferente, costumbre muy hispánica que también puede verse en Silos. San Pablo en aquella época era muy venerado en España, donde todavía se seguía la liturgia hispánica o mozárabe.

Las tres escenas son: Ascensión, Descendimiento y Sepulcro vacío que contemplan las tres Marías y que vienen a representar los tres momentos más importantes de la vida del Salvador: la Crucifixión, la Resurrección y la Ascensión. Las arquivoltas son de moldura en bocel, muy peraltadas, con columnas acodilladas. Todo está rodeado de una moldura ajedrezada. El dintel se apoya sobre cabezas de león y de perro, no demasiado bien resueltos, probablemente porque el escultor nunca alcanzó a ver un león. El perro representa a un mastín leonés con la cabeza girada amenazante hacia el espectador y que recoge la leyenda de que alguien se burlaría del Señor al entrar por la puerta que comentamos.

san isidoro

Fotografía: Martínezld

La escena de la izquierda, la Ascensión de Cristo, llama mucho la atención por la forma en que está tratado el tema, ya que parece que Cristo es ayudado o empujado hacia los cielos por los dos Apóstoles. En el  nimbo de Cristo se lee la inscripción: Ascendo ad patremmevm et patremvestrvm.

En el centro se representa la escena del Descendimiento, de gran realismo, acompañada por dos ángeles turiferarios (que portan incensarios) sobre el brazo horizontal de la cruz.

A la derecha se ven a las tres Marías ante el sepulcro vacío cobijado en un arco románico peraltado. Un ángel desarrolla grandes alas que resguardan todo el conjunto.

Fotografía: Martínezld

Estos temas expresados por el maestro Esteban fueron muy extendidos por los escultores del Camino de Santiago, que a su regreso lo llevaron a Francia en una cronología posterior

Al caer la tarde de cada Sábado Santo en esta puerta tiene lugar la sobrecogedora representación del Desenclavo a cargo de la Cofradía del mismo nombre.

En la plaza se encuentra ubicada a un lateral la fuente de San Isidoro construida en1787 siendo parte del entorno monumental de la plaza de San Isidoro junto a la propia basílica, el palacio del vizconde de Quintanilla, la columna trajana erigido para conmemorar el bimilienario de la fundación de la Ciudad de León,  o el monumento a las cabezadas recientemente derribado por un camión municipal.

Fecha de inicio: 08-02-2021

Fecha fín: 07-03-2021

Lugar: basilica san isidoro
león

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.