Versión clásica

Las murallas de Salamanca

Las murallas de Salamanca son un conjunto defensivo de paramentos que defendieron antiguamente la ciudad.

Fotografía: Martínezld

La ciudad estuvo fortificada a lo largo de la historia en diversas ocasiones. En la actualidad existen muestras visibles de la muralla cercanos al huerto de Calixto y Melibea junto al río Tormes. Las murallas conforman dos recintos amurallados en la ciudad, el primero y más antiguo que posee su centro en la plaza de Azogue Viejo ubicada en las cercanías de la Catedral.

El segundo que data del siglo XII que posee su centro en la Plaza Mayor denominándose cerca vieja a la vieja muralla. Las murallas han desaparecido progresivamente a lo largo del siglo XIX. En la actualidad existen muestras de la muralla en la parte de la ciudad que da al río.

La murallas de Salamanca han conferido a la ciudad antigua de intramuros una forma redondeada. Los dos recintos han tenido centros diferentes. El primer recinto amurallado tenía como centro aproximadamente la Catedral Vieja, mientras que el segundo correspondía al Consistorio. La muralla ha ido desapareciendo desde finales del siglo XIX a medida que se ha producido el ensanche de la ciudad.

Fotografía: Martínezld

La antigüedad documentada de las murallas salmantinas se remonta a tiempos de Plutarco que menciona que la ciudad estuvo fortificada cuando fue conquistada en el siglo III a. C. por el general cartaginés Aníbal, siendo durante el periodo de conquista romana cuando se fortifica con murallas con piedra. La ciudad queda sin realizar nuevas obras en su muralla hasta el siglo XII en el que Alfonso VII de León ordena a los habitantes de la ciudad su nueva construcción, ampliando el área de la ciudad y absorbiendo las zonas del viejo arrabal. Este nuevo recinto se denominó en tiempos Ciudad Nueva con el objeto de poder distinguirla de la vieja que estaba detrás de la cerca o primitiva muralla o Cerca Vieja.

El anillo de murallas de Salamanca en el siglo XII coincide más o menos con lo que hoy son los paseos del Rector Esperabé, Canalejas, Mirat, Carmelitas y San Vicente, y del que según autores la iglesia de San Marcos fue un cubo de la muralla. ​ La muralla de 1147 encierra un área con forma ovoide que toma como centro de la misma la Plaza de San Martín, en detrimento de la plaza de Azogue Viejo ubicada en las cercanías de la Catedral. Cuando en el año 1145 los Caballeros Hospitalarios del Santo Sepulcro de Jerusalén edifican en un monte de la ciudad la Iglesia románica de San Cristóbal con el objeto de emplearla como lugar de observación.

Fotografía: Martínezld

Esta muralla de perímetro mayor poseía trece puertas en total: la de San Pablo, Puerta Nueva, las dos de Santo Tomás, Sancti-Spíritus, Puerta de Toro, Puerta de Zamora, Puerta de Villamayor, la de San Bernardos, Puerta Falsa (denominada también como Puerta de San Hilario o de San Clemente), la puerta de San Vicente de los Milagros, y las dos que posee en común con la Cerca Vieja de San Juan del Alcázar y la Puerta del Río. La invasión napoleónica dejó destruidas casi la totalidad de las puertas.

La ciudad salmantina durante el siglo XIX se describe por algunos autores como una ciudad encerrada en sus murallas («Cerrada por fuertes murallas, alumbrada por débiles luces y farolas de petróleo»​), luego es de suponer que aún existían en esa fecha.​

Los planos que se tienen de Salamanca en el siglo XIX son tres y todos ellos muestran partes de la muralla aún levantada.

Los lienzos son aprovechados para construir casas señoriales, como es el caso de la Casa Lis (Palacete de estilo modernista construido en el año 1905) y en otros se agrupan adyacentes unas modestas viviendas. Algunos de los restos de la muralla se han ido desplomando a fines del siglo XX, como es el caso del lienzo de muralla en la Puerta de San Pablo la noche del 4 de junio de 2000.

Fotografía: Martínezld

Tras el derribo de las casas adosadas a la muralla a comienzos del año 2012 el Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas, a través de su Dirección General de Patrimonio, emite un proyecto de rehabilitación de la muralla en el sector de la calle Rector Esperabé. La muralla se ha rehabilitado en el tramo del jardín de Calixto y Melibea (2001-2003) y el tramo de los jardines de la Merced (2008-2009). El derribo de las casas se hizo con polémica, ya que éstas eran antiguas, estaban ya naturalizadas y no carecían de armonía.

Con 24 siglos de historia, el tramo de 32 metros de la Cerca Castreña hallado en 1999 y oculto desde entonces en un garaje de la Cuesta de Carvajal está a punto de convertirse en el nuevo atractivo cultural y turístico de la ciudad.

Fotografía: Martínezld

El Centro de Interpretación de la Muralla, bautizado de momento como «Salmantica sedes antiqua castrorum», que el Ayuntamiento ha construido en torno a él se encuentra ya casi acabado. La obra ha supuesto una inversión de 150.000 euros.

El espacio, situado frente a la Cueva de Salamanca, cuenta con un pasillo en paralelo a la Muralla Castreña del siglo IV antes de Cristo desde el que también se puede observar un tramo de la Cerca Vieja que se encuentra adosada a ella.

 

Fuente: Wikipedia

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.