Versión clásica

León en Común denuncia los privilegios de los que disfruta la Iglesia Católica en León.

Este status de poder se pone de manifiesto cada vez que hay que abordar en el Ayuntamiento temas relacionados con esta institución.

León, 14 de marzo de 2019. La formación “León en Común” ha hecho público un comunicado en el que denuncian los privilegios de la Iglesia Católica en León. En tal sentido este comunicado señala que “sólo hay que echar un vistazo a los puntos que se tratan en las últimas comisiones del Ayuntamiento de León para ver que los relacionados con la Iglesia ocupan gran parte del tiempo de estas comisiones. Evidentemente, eso no sería un problema si no fuera porque queda de relieve que con los asuntos que atañen a esta institución y las que lo hacen al resto de la ciudadanía no se sigue el mismo rasero”.

Señala esta formación que “tomemos como ejemplo la aprobación de la licencia para la ubicación de un hotel en el edificio de la Fundación Sopeña. Este edificio, como bien es sabido, es propiedad del obispado y, por ello, no paga IBI. La cuestión es que, en breve, ese inmueble va a albergar un negocio privado. Es decir, es una propiedad de la Iglesia que no va a estar destinada al culto, de modo que ¿por qué no se les va a cobrar el IBI? Hemos perdido la cuenta de la cantidad de veces que hemos pedido al Ayuntamiento que siga la estela de otros consistorios y empiece a acabar con estos privilegios que tan injustos y nocivos son para las arcas públicas, pero siempre nos encontramos con el mismo muro de silencio y complicidad”

Asímismo, recuerda, también, “que los servicios municipales son los encargados de la limpieza de edificios como la Catedral y el albergue de las Carbajalas. Que la Catedral es uno de los estandartes de esta ciudad y que debe estar en condiciones, no tenemos duda pero lo que no puede ser es que se destinen recursos públicos en favor de bienes de titularidad privada. Y mucho menos cuando se conocen de sobra las dificultades en las que se encuentra el servicio a causa de la reducción de la plantilla en los últimos años y de que determinados barrios de León no son atendidos como se debería”.

Sigue diciendo el comunicado, “que la realidad es que son muchos los casos con los que nos hemos encontrado en esta legislatura en los que la Iglesia es beneficiada descaradamente. Son varias las ocasiones en las que hemos visto cómo se dan por buenas intervenciones en edificios de nuestra ciudad que nunca tendrían que haber sido permitidas, porque estamos hablando de edificios que, o bien gozan de algún tipo de protección o bien se encuentran ubicados en zonas especialmente protegidas. Sin embargo, cuando es la Iglesia quien pide permiso para hacer las obras, todo son facilidades. Esto es lo que pasó con la albardilla de las Teresianas, que tras más de dos años pidiendo desde este grupo que se revierta una obra que nunca debió ser realizada, todo sigue igual, a pesar de que el propio Ayuntamiento reconoció que no existía permiso  de la Comisión Territorial de Patrimonio para hacerse”.

Y finaliza diciendo que  “podemos continuar aludiendo a la falta de espíritu laico de una corporación municipal que sigue acudiendo a actos religiosos de manera constante. Nada tenemos en contra de las manifestaciones religiosas ni de las personas creyentes pero, aunque algunos políticos sigan sin tenerlo claro, lo civil y lo religioso deben ir por separado por lo que es inasumible que un estado aconfesional y moderno la Iglesia Católica siga manteniendo prerrogativas que parecen de tiempos pasados”.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.