Versión clásica

León se vuelca con sus carnavales más autóctonos

La lluvia aguantó y se pudo celebrar el desfile de los antruejos que este año acabó en la plaza de la catedral.

.

A pesar de la amenaza de lluvia, la ciudad se volcó a lo largo del recorrido con nuestros carnavales más autóctonos cuyo desfile finalizó este año en la plaza de la Catedral.

Fotografía: Martínezld

A las 19,00 horas partía de la avenida Saez de Miera el desfile con los antruejos mas auténticos del carnaval leonés para recorrer la avenida de Palencia, la Glorieta de Guzmán el Bueno, la calle Ordoño II, Plaza de Santo Domingo, Calle Ancha para finalizar en la plaza de la Catedral, convirtiendo a la ciudad de León en el escaparate del Carnaval más tradicional.

Fotografía: Martínezld

En el Desfile de los antruejos leoneses han participado grupos venidos desde Salsas en Bragança, los Zafarrones de Riello, los antruidos de Riaño, los antruejos de Velilla de la Reina, Jjurrus y castrones de Alija del Infantado, antruejos de Cimanes del Tejar, antruejos de Carrizo de la Ribera.

También han participado grupos de antruejos de Alcoba de la Ribera, Quintanilla de Yuso, Las Burras de Tremor de Arriba, Pombriego, el carnaval tradicional de Santa Olaja de Eslonza, los caretos de Villalfeide y el Carnaval Tradicional de Pozos de Cabrera.

Fotografía: Martínezld

Abría el desfile el Antruejo de Velilla de la Reina uno de los más famosos y visitados de la provincia que constituye una de las ya muy escasas muestras del antruejo rural tradicional.

Fotografía: Martínezld

Estuvieron con  su Toro y con el Guirrio de blanco”. Los guirrios los portan los quintos, quienes fustigan a la gente en general y en particular a las mozas casaderas, a las que cogen y voltean, haciéndolas saltar por encima de las astas del toro, escenificando así un claro rito de fertilidad de la mujer.

Los “guirrios” visten con calzones largos de lino o felpa, camiseta y enaguas blancas bordadas, un gran fajín (el “zurrungallo”), botas de media caña negras y cencerros que les cuelgan por la parte posterior de la cintura y que suenan ruidosamente cuando el guirrio corre y salta

Fotografía: Martínezld

Carrizo de la Ribera estuvo representado con su Antruejo, uno de los carnavales más antiguos, originales y llamativos de todos los pueblos de León haciéndonos disfrutar con sus guirrios, toros, el Pellejo, la Gomia o la Tarara. ¡La tarara si o la tarara no…..! “Dice la Tarara que no tiene novio/y debajo de la cama tiene a San Antonio”, “Tiene la Tarara un garbanzo en el culo/ acudid mocitos que ya está maduro”, etc.

Fotografía: Martínezld

También estuvieron presentes también los Madamitos y Toros de Cimanes del Téjar (León) o los temidos  Jurrus y Castrones de Alija del Infantado (León), representando la lucha entre los jefes de los Jurrus y de los Birrias dentro de un círculo de fuego y, tras el triunfo de los segundos, la quema del monigote del Jurru.

Fotografía: Martínezld

Y de la Cabrera nos llegó la mascarada de invierno de la Cuesta. Los Campaneirus de la Cuesta se cubren los cuerpos con pieles o trapos viejos o mantarrones y van cubierta la cara con caretas o sacos con apariencia de lobos, zorros, osos y otros animales, o de cualquier cosa que pudiera asustar.

Fotografía: Martínezld

De Riaño bajaron los Antruejos Leoneses con sus zamarrones y su oso representando el desfile de la mojiganga, asustando al público con el ruido de sus cencerros y también de las Montañas de Omaña estuvieron en la fría noche leonesa los zafarrones llegados de Riello, que reindivicaron la despoblación que sufre la montaña.

Fotografía: Martínezld

Por primera vez desfilaron los caretos de Villalfeide, localidad que recientemente ha recuperado esta ancestral tradición o los campanones de Pozo de Cabrera.

Fue un reencuentro con nuestras mas ancestrales tradiciones y pura identidad leonesa.

Del otro lado de la frontera nos llegaron “los caretos” de la localidad de Salsa, freguesía de Bragança. Los caretos representan imágenes diabólicas y misteriosas que desde tiempos inmemoriales desfilan por la calles de Bragança.

Fotografía: Martínezld

El programa de Carnaval finalizará mañana con el ‘Entierro de la Sardina’.

A las ocho de la tarde comenzará el desfile. Obispo, monaguillo y fiscal, banda de música fúnebre y cortejo ciudadano de luto y acompañarán al cadáver de la sardina hasta su trágico final, en la hoguera a las 21.00 horas en la Plaza San Marcelo.

Fotografía: Martínezld

El cortejo fúnebre saldrá de la Plaza de Regla y continuará por Calle Ancha, Varillas, Platerías, Plegarias, Plaza San Martín, Zapaterías, Teatro, Plaza Don Gutierre, Fernández Cadórniga, Plaza de las Concepciones, La Rúa y Teatro, para acabar en la Plaza San Marcelo

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.