Versión clásica

Un mes, un museo: Museo del Queso Chillón (Toro)

Museo del queso Chillón: La magia del queso con sabor a tradición.

Este nuevo espacio museístico ha visto la luz recientemente, el pasado mes de abril, en Toro (Zamora). Un museo que nace gracias al tesón, la ilusión, el esfuerzo  y la pasión que  la familia Chillón ha mantenido durante cuatro generaciones  por el mundo del queso.

museo del queso de chillón

Fotografía: Martínezld

Los orígenes de estos pioneros emprendedores comienzan  allá por finales del siglo XIX  en la localidad de Pinilla de Toro donde Manuel Chillón fabricaba de forma artesanal seis quesos diarios.  Regentaba también un negocio itinerante de compra-venta de corchos, pieles curtidas y queso. Se desplazaba desde su pueblo hasta O Barco de Valdeorras, cuarenta días con sus cuarenta noches de trayecto, con una parada en Paradabella, como se conocía familiarmente a Ponderada (León). Toda una aventura en aquella época.

En 1943 uno de sus hijos, Valentín, que acompañaba a su padre en esas largas itinerancias por los pueblos del norte, funda la firma » Queso Chillón»,  manteniéndose fiel a la tradición familiar.

museo del queso de chillón

Fotografía: Martínezld

Fueron años de vicisitudes y pocos medios. Tuvieron que agudizar su ingenio para incorporar y reutilizar todo lo que tenían a su alcance para fabricar quesos de calidad dando vital importancia a la higiene en ese proceso de fabricación, filosofía que hoy siguen manteniendo muy a gala.

Es en 2016 cuando este museo se crea gracias al empeño de Teodolindo, tercera generación de esta familia unida tanto por los lazos de sangre como por su pasión por el queso. Él mismo nos explicó que suponía  un gran empeño  personal, quería hacer un museo didáctico porque su objetivo es  enseñar a las generaciones actuales y a las venideras que si ahora se vive bien fue porque antes otros vivieron mal, refiriéndose a los pocos medios que tenía la gente de principios del siglo XX.

Por ello este museo es un viaje al pasado, un pasado muy reciente que conviene no olvidar, en el que se inculcaba la cultura del esfuerzo personal, algo de lo que nos estamos olvidando muy rápidamente en nuestros días.

museo del queso de chillón

Fotografía: Martínezld

En este viaje por el museo nos encontramos un poco de todo, objetos pastoriles como fajas de lana, calzas, polainas de cuero, cayados y cuencos de madera, así como taburetes de ordeño, cedazos, morrales de cuero…

Hay una de las primeras centrifugadoras para saber la clase de grasa y la calidad de la leche, todo un avance en aquella época, presas de madera con husillos de madera , romanas entre las que destaca una de más de 150 años, juegos de pesas para balanzas, prensas verticales… en fin un conjunto de numerosos artículos necesarios para la fabricación del queso según las técnicas de la época. Nada comparado con la tecnología actual que también se puede visitar en la moderna fábrica que en la actualidad esta familia posee desde hace ya veinte años  y que ahora regentan dos de los hijos de Teodolindo, y ya van cuatro generaciones.  En esta fabrica se pueden realizar más de 2000kg de queso al día en plena temporada alta por los diez trabajadores a los que emplea  esta empresa familiar de Toro.

museo del queso de chillón

Fotografía: Martínezld

Son varios los productos que podrás degustar en la visita a este museo, acompañado de un  buen vino de Toro con el nombre también de Chillón, queso con miel, queso picante, queso curado, viejo… pero hay dos quesos singulares en este museo, el único queso de oveja con vino de Toro con patente a nivel nacional e internacional; y otro que tiene por añadidura también un gran valor sentimental, es el queso Teodolindo, queso con el que los hijos del impulsor de este museo quisieron homenajearle en su 70 cumpleaños. No es un queso cualquiera, es un queso que ha pasado por un largo periodo de maduración, nada menos que treinta meses, seguro que su sabor no dejará a nadie indiferente. Buque insignia del que se sienten muy orgullosos, y no es para menos. Un valor añadido para visitar este museo que se está convirtiendo en Toro en  un referente en el arte de culturizar a la gente en el mundo del  queso.

museo del queso de chillón

Fotografía: Martínezld

Es una buena noticia para los amantes de otros tipos de museos la incorporación del museo del queso a la oferta cultural de Toro, un museo que no cierra ningún día de la semana y que en menos de un mes ha recibido ya unas 3000 visitas. Desde nuestra publicación les deseamos una larga andadura a esta infatigable familia con su último proyecto recién inaugurado.

museo del queso de chillón

Fotografía: Martínezld

Para terminar, me gustaría agradecer a Teodolindo el tiempo que nos dedicó con una amabilidad exquisita explicándonos, emocionándonos y emocionándose al recordar tantas vivencias familiares que ha decidido compartir con todos los visitante para que no quede en el olvido el arduo trabajo de nuestros mayores de antaño.

Más info: www.quesoschillon.es

  • Textos: E. Toral
  • Fotografías: Martinezld

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.