Versión clásica

Ni el intenso frío ni la lluvia pudieron con Genarín

La procesión mas canalla de León que se celebra en la noche del jueves santo cumplió con el programa a pesar del intenso frío y los momentos de lluvia.

Fotografía: Martínezld

.

Miles de personas, muchas de ellas venidas de las provincia limítrofes, desafiaron tanto a la lluvia como al intenso frío reinante y acudieron a rendir homenaje al ilustre pellejero Genaro Blanco Blanco, Genarín, de oficio pellejero y conocido en la ciudad por ser todo un personaje, un borrachín frecuentador de burdeles y tabernas. fallecido en la madrugada del 29 de marzo 1929, mientras orinaba al lado del tercer cubo de la muralla, al ser atropellado por el primer camión de la basura que tuvo la ciudad

Fotografía: Martínezld

En recuerdo de su memoria todos los Jueves Santos, año tras año, haga frío o calor, llueva o no, la Cofradía de Nuestro Padre Genarín saca esta procesión por las calles de León y este año no iba a ser una excepción.

La Cofradía, después de haber cenado en un restaurante secreto del casco antiguo de la ciudad y haber bautizado con la mas castizas de las aguas benditas, el orujo, a los nuevos hermanos, se dirigieron a la hora prevista a la plaza del Conde Luna para iniciar «el Entierro de Genarín», un Vía Crucis irreverente, procesión de borrachos que festejan al orujo y los versos irónicos y lascivos que escribieron y escriben los seguidores del Santo Pellejero, portando con ellos la corona de laurel, previamente bendecida también con orujo, y los alimentos fundamentales del Fundador: el orujo, el queso, el pan y una naranja

Comenzada la procesión, enfila esta, la plaza de san Martín para llegar a la calle de la Sal en dónde hubo una primera estación con la lectura de uno de los poemas finalistas del VIII certamen genariano de versos burlescos convocado por la Cofradía Nuestro Padre Genarín.

Tras pasar la plaza de la Catedral, con el agua calando hasta los huesos, sigue el cortejo para llegar al tercer cubo de la muralla  en la que el hermano escalador trepa por la muralla para dejar las ofrendas al alma de Genarín mientras se leia el poema ganadro de este VIII certamen genariano de versos burlescos

 

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.