Versión clásica

El Pendón de San Isidoro de León ondea en el Arco de los Gigantes de Antequera 606 años después de la toma de la Ciudad.

El Sábado previo al 16 de Septiembre Antequera celebra la procesión en honor de Santa Eufemia, realizándose las tradicionales candelas. No obstante, es al día siguiente cuando se conmemora con una Misa Solemne la onomástica de esta Santa y la toma de la ciudad por las tropas cristianas en 1410. En esta misa, que tiene lugar en la iglesia de Santa Eufemia, participa el Cabildo Municipal, el cual rinde el pendón de la ciudad a la titular de este templo. Este año participó la Muy Ilustre, Real e Imperial Cofradía del Milagroso Pendón de San Isidoro de León

cofradia-del-milagroso-pendon-en-antequera5

Fotografía: Martínezld

El origen de esta tradición hay que buscarlo en los días siguientes a la conquista de la ciudad. Una vez designado Rodrigo de Narváez como alcalde de la villa y dotada ésta de escudo de armas, faltaba poner a Antequera bajo el amparo divino, buscándole un patrón que le sirviera de intercesor ante Dios. La costumbre de la época era nombrar protector de la ciudad al Santo cuya festividad coincidiera con la fecha de la conquista. Atendiendo a este criterio, el 16 de septiembre el Misal Romano incluía a San Cornelio, San Cipriano y Santa Eufemia. De manera que optaron por realizar un sorteo entre ellos, saliendo tres veces consecutivas el nombre de Santa Eufemia, mártir calcedonense que fue elegida Patrona de Antequera.

Fotografía: Martínezld

Fotografía: Martínezld

Este año la procesión se realizó el sábado 10 de septiembre, a la que acudieron los miembros de la Muy Ilustre, Real e Imperial Cofradía del Milagroso Pendón de San Isidoro de León para acompañar a Santa Eufemia por las calles de Antequera, mientras que el domingo 11 de septiembre hicieron la entrada por el arco de los Gigantes de Antequera 606 años después de que lo hicieran en la conquista de la Ciudad.

El Diario el Sol de Antequera relataba así la presencia leonesa en la procesión

Fotografía: Martínezld

Fotografía: Martínezld

«A las 18,30 horas, se abrirán las puertas del templo patronal desde donde partirá el cortejo, este año media hora antes e iniciando su paso por la calle San Pedro. Destacará la presencia de la Muy Ilustre, Real e Imperial Cofradía del Milagroso Pendón de San Isidoro, que traerá una réplica del estandarte que estuvo presente en 1410, en la Reconquista de la Ciudad por parte del Infante don Fernando.

Caballeros y damas irán vestidos de gala abriendo la procesión, y el estandarte irá junto al de Antequera, tras el templete de la Santa de Calcedonia.

cofradia-del-milagroso-pendon-en-antequera6

Fotografía: Martínezld

Una vez entrados en San Pedro, pasarán por Obispo y Trasierras hasta San Francisco, donde volverán a encarar la puerta estudiantil, lugar donde se le ofrecerá la primera de las “candelas”. Éstas se ofrecen en recuerdo de las hazañas de las mujeres que tras 1410, tras implorar a la Santa, embaucaron con hogueras la presencia de soldados, desvaneciendo el pretendido ataque musulmán al estar sin los hombres que seguían reconquistando tierras próximas.»

Sobre la Muy Ilustre, Real e Imperial Cofradía del Milagroso Pendón de San Isidoro de León

Sus orígenes arrancan de la conquista de Baeza por el Emperador Alfonso VII, en 1147. De las noticias que nos han transmitido el Chronicon Mundi y el Libro de los Milagros de don Lucas de Tuy, canónigo que fue de esta casa, la Historia de don Rodrigo Jiménez de Rada, y la Primera Crónica General de España, que compuso o dirigió el Rey Sabio, podemos recomponer los hechos fundamentales que hacen referencia al nacimiento de la Cofradía del Milagroso Pendón de San Isidoro.

Foto cedida por la Cofradía del Milagroso Pendón de San Isidoro .reyes_2014_048

Fotografía cedida por la Cofradía del Milagroso Pendón de San Isidoro

Hallándose el Emperador en el cerco de Baeza, «falláronle allí muchos de los suyos», dejándole en apurado trance.Abrumado por la multitud de defensores y el grave peligro de la empresa, «tomole el sueño y apareciósele un varón muy honrado de fermosas canas, vestido de vestidura obispal, cuya cara resplandecía como el sol muy claro, y hablándole blanda y mansamente por estas palabras le dixo: ¿Por qué dudas? Esa multitud de moros, en amaneciendo, huirá delante de ti, porque yo soy de tu linaje, soy dado por guardia a ti y a los que vendrán. ¿Quién eres tú —díjole el rey— que tales cosas me hablas?— Yo soy Isidoro, Doctor de las Españas».

El Emperador hizo llamar a los obispos y caballeros que con él estaban, y contándoles la visión, que ellos recibieron con alegría y lágrimas, juraron allí mismo constituirse cofradía, para la vida y para la muerte, bajo el honor y patrocinio de San Isidoro. Diéronse entre sí «el ósculo de paz» como refrendo de la hermandad jurada, y este hermoso símbolo quedó allí establecido como rito permanente de la Cofradía. La lucha del día siguiente vino a confirmar la milagrosa predicción y «el emperador uio a Sant Esidro andar en la facienda de la su parte» en tanto que la batalla se desarrollaba, y Baeza fue conquistada el día 25 de julio de 1147.

Cuando el Emperador regresó a León, después de la conquista de Almería, decretó y refrendó los nuevos Estatutos de la Cofradía y mandó bordar sobre el Pendón de Baeza la imagen de San Isidoro cabalgando en brioso corcel.

Fuente: 

Fecha de inicio: 10-09-2016

Fecha fín: 11-09-2016

Lugar: antequera, arco de los gigantes

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.