Versión clásica

Presentado el proyecto del Museo de Semana Santa de Zamora

El coste se sitúa en 6,5 millones de los cuales un 60% aportará la Junta, el 15% el Ayuntamiento y otro 15% la Diputación

Presentado el proyecto del Mueso de Semana Santa de ZamoraLa aprobación de la modificación del Plan Especial del Casco Antiguo por parte del Ayuntamiento marca la cuenta atrás para la construcción del nuevo Museo de Semana Santa, cuyas obras podrían comenzar en la primavera del próximo año, según manifestó la presidenta de la Junta Pro Semana Santa, Isabel García, en la presentación oficial del proyecto. El alcalde de Zamora, Francisco Guarido, ha participado junto a representantes de las distintas instituciones de la ciudad, en dicha presentación, que ha tenido lugar en el salón de actos del Museo y en la que dos de los arquitectos ganadores del concurso, Beatriz Matos y Néstor Montenegro, han explicado detalladamente las características del proyecto.

Partiendo de la premisa de que un museo no puede ser un «aparcamiento de pasos» y que en este caso ha de tener una profunda «espiritualidad», han concebido el futuro edificio como un «sitio vivo que tendrá la suficiente versatilidad para una rápida reconfiguración en el caso de que así se determine en cualquier momento». En cuanto a su configuración la estructura exterior será de piedra de Zamora, con un aspecto «hermético por fuera y mirando hacia el interior» en consonancia con las iglesias románicas de la ciudad, mientras que el interior será de hormigón texturizado, un elemento constructivo «del siglo XXI que le proporciona funcionalidad y modernidad», según manifestó Beatriz Matos. Se han tenido en cuenta además dos aspectos fundamentales como son la luz procedente desde la altura, que le proporciona una mayor calidez, y la climatización a través de un adecuado sistema de aislamiento y ventilación. Dos cuestiones muy importantes, según Néstor Montenegro, que harán del futuro museo un edificio de eficiencia energética y medioambientalmente sostenible. En su opinión uno de los aspectos más difíciles ha sido conseguir un orden en un solar tan irregular. como es el solar en el que se va a asentar el edificio.

La modificación del Plan de Casco Antiguo permite incrementar la edificabilidad actual del edificio del Museo, que es de 1.340 metros, hasta 4.000 metros cuadrados, con la posibilidad de habilitar otros 600 metros en el subsuelo, y elevar la edificación hasta 3 plantas con una altura de cornisa de 8 metros pudiendo alcanzar hasta los 12 metros de altura máxima en el retranqueo de siete metros desde la alineación oficial, puesto que es necesario ejecutar un edificio más alto para poder albergar los pasos procesionales de una forma digna acorde a la relevancia de la Semana Santa en nuestra ciudad. En el proyecto se contempla la construcción de dos plantas de espacio expositivo, con una superficie total de 3.600 metros y salas de hasta 5,5 metros de altura para poder acoger a los pasos procesionales de mayor envergadura; además habrá una sala de unos 500 metros para exposiciones temporales y otros 450 metros de almacenaje en el sótano. Ambas plantas estarán intercomunicadas a través de unas «capillas» laterales y dispondrán de una especie de balcones que permitirán visionar los pasos desde distintas perspectivas.

Tras la presentación del proyecto el siguiente paso será la materialización del convenio para su financiación, según manifestó la presidenta de la Junta Pro Semana Santa. El presupuesto estimado es de 6,5 millones de euros de los que la Junta de Castilla y León ha comprometido una financiación del 60%, mientras que el Ayuntamiento aportará un 15% y otros tanto la Diputación. También se contará con una aportación estatal que se destinará fundamentalmente al equipamiento interior, según manifestó Isabel García. El objetivo es iniciar las obras una vez que concluya la próxima Semana Santa y el plazo de ejecución previsto se sitúa entre 18 y 20 meses, con lo cual el futuro Museo podrá ser una realidad a finales de 2.021 o principios de 2.022. Durante ese tiempo los pasos se distribuirán por distintos templos de la ciudad y para la Semana Santa de 2021 «la única en la que el museo estará cerrado por las obras», posiblemente se habilitará una carpa situada en un lugar emblemático para que se mantenga la tradición de los desfiles y no haya grandes alteraciones de los recorridos.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.