Versión clásica

Restaurante Solar Bragançano (Bragança), un delicioso viaje en el tiempo

La crítica lo ha incluido en el grupo de los mejores restaurantes de Portugal. Este pasado miércoles 5 de agosto recibía el Premio Travellers Choice.
.
Solar Bragançano

Fotografía: Martínezld

Solar Bragancano

Fotografía: Martínezld

Solar Bragancano

Fotografía: Martínezld

Solar Bragancano

Fotografía: Martínezld

El Restaurante Solar Bragançano es todo un clásico en la fronteriza ciudad portuguesa de Bragança, y está considerado quizás como el mejor restaurante de la ciudad.

.
Se encuentra abierto en un edificio del siglo XVII situado en pleno centro histórico de la ciudad de Bragança, junto a la vieja catedral ocupando la primera planta del edificio.
.
Solar Bragancano

Fotografía: Martínezld

Solar Bragancano

Fotografía: Martínezld

Según entras destaca ese desorden de viejos libros combinados con la vajilla y cristalería, no se si porque estaban de limpieza o por simple decoración, pero lo cierto es que le daba un ambiente único con una aureola romántica ya que combinaba perfectamente con la ambientación del restaurante, como si hubieses retrocedido en el tiempo.

Solar Bragancano

Fotografía: Martínezld

Llaman la atención los antiguos aparadores y alacenas con una espectacular vajilla. Sus jarras de agua son simplemente espectaculares, pero no eran menos espectaculares sus copas, su vajilla de porcelana, su mantel de hilo y sobre todo los cubiertos de plata.

.
La puesta en escena es desde luego única. Un viaje en el tiempo y desde luego un lugar único para disfrutar de la comida.
Solar Bragancano

Fotografía: Martínezld

Además de sus dos comedores con ese aire noble que transmite el viejo caserón con ese mobiliario de otra época dispone también de un jardín interior para cenar a la luz de las velas.

.
El restaurante esta especializado en cocina regional. En la carta destaca en temporada la sopa de castaña o el arroz de liebre para abrir boca. Ya de segundos puedes elegir entre el cabritillo de montesino, el jabalí estofado, la ensalada de perdiz, la liebre o faisán. Y por supuesto no puede faltar el bacalao al estilo de la casa . Se recomienda probar los ciervos D. Teodosio.  Y para terminar con una tarta de castañas o con una sopa de cereza.
.
En definitiva es algo más que comer bien, es simplemente una magnífica experiencia gastronómica. Y sobre todo es disfrutar de una buena comida que como su propietario dice en un comentario en las redes «es una cocina a fuego lento, sin presión ni stress».

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.