Versión clásica

Resuelto el III «Concursu de Ramu Senabrés»

En esta edición el primer premio ha recaído en una persona originaria de Ferreros de Sanabria que coló su ramo en Puebla de Sanabria.
III Concursu de Ramu SenabrésCryosanabria ha organizado un año más el Concursu de Ramu Senabrés  en el cual se invitaba a la realización y exposición de dicho ramo durante el solsticio y navidad 2020-2021. Una vez traspasado este periodo y debido a la gran participación, más de 10 pueblos, y la buena calidad de las obras, ha sido muy difícil la selección.
En esta edición el primer premio ha recaído en una persona originaria de Ferreros de Sanabria que coló su ramo en Puebla de Sanabria. El segundo y tercer premio han sido para Galende, que por otro lado ha sido la localidad con mayor participación de la comarca Sanabresa.

El ramo leonés-sanabrés de Navidad es un ornamento recuperado en los últimos años en las fiestas navideñas, siendo su presencia más constatable «en los límites del Reino de León en el que nos encontramos en Sanabria».

III Concursu de Ramu SenabrésEn Sanabria se perdió esta tradición hace 90-100 años sustituido por el pino de navidad, por lo que pocas personas que continúan con vida pueden recordarlo y gracias a entrevistas realizadas hace 19 años hemos logrado recuperarlo desde Cryosanabria.

El ramo consiste en un armazón de madera de forma triangular, semicircular o cuadrada, en el que se sitúan 12 velas simbolizando los meses del año.

Del mismo cuelgan diferentes ofrendas, tales como lazos, hojas, hilos de lana, puntillas, bordados, rosquillas y frutas. Este armazón se apoya en una vara de madera colocada verticalmente sobre una peana que le sirve de soporte. Al pie del ramo se suele situar de nuevo una cesta con ofrendas, comúnmente bullacas, fabones, castañas, bellotas y nueces.

Con la despoblación del campo sanabrés acaecida durante el siglo XX, esta tradición estuvo a punto de perderse por el empuje de otras importadas, como el pino de navidad, y por ser identificado el ramo como algo rural y por tanto desdeñable. Actualmente vive un nuevo renacer en Sanabria gracias a la asociación Cryosanabria.

Para Daniel Boyano Sotillo «las acciones de Cryosanabria son participativas, sumativas e integradoras. En estas acciones se pretende que las personas no asistan como público, si no que se unan, den su opinión, incluso que presenten sus propias experiencias y propongan acciones. En otras palabras, revivir y remover el mundo popular tradicional autogestionado».
Por otro lado, Daniel afirma «con la colaboración de cada vez más personas se pueden realizar más acciones relacionadas con el mundo tradicional sin perder tanto tiempo en burocracia y organización y empleando la mayor parte del esfuerzo en la ejecución de la propia acción».

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.