Versión clásica

Románico Atlántico pone en marcha el proyecto cultural “Catedral de Ciudad Rodrigo. La puerta del Reino”

Los responsables del Plan Románico Atlántico, promovido por la Junta de Castilla y León y Fundación Iberdrola, están trabajando en el proyecto cultural “Catedral de Ciudad Rodrigo. La puerta del reino”, con el objetivo de divulgar el plan y dar a conocer las acciones llevadas a cabo en la seo de Nuestra Señora de Santa María.

Jornadas formativas, visitas o un concierto de Navidad son algunas de las propuestas del proyecto, que se concretará próximamente en la creación de un punto informativo y de recepción del visitante en la puerta del Perdón de la catedral mirobrigense.

Poco a poco el punto de información de la Puerta del Perdón va cobrando forma en el marco del proyecto cultural “Catedral de Ciudad Rodrigo. La puerta del Reino”, incluido en el Plan de Intervención Románico Atlántico, promovido por la Junta de Castilla y León, Iberdrola y el Ministerio de Cultura de Portugal, en colaboración con las diócesis de cada territorio, y desarrollado en España por la Fundación Santa María la Real.

Audiovisuales y material gráfico servirán para adaptar las infraestructuras existentes en la Puerta del Perdón y convertirlas en un espacio idóneo para la recepción de visitantes, desde el que explicar no solo la historia del templo, sino también los objetivos y el alcance del plan de intervención.

Se prevé, igualmente, la instalación de un sistema de bancos calefactados en la capilla en la que actualmente se celebra la misa de invierno, con el objetivo de contribuir al bienestar de los fieles. La actuación será monitorizada para comprobar su incidencia en la conservación y gestión del monumento.

Actividades paralelas

Como anticipo la creación del punto de información se llevarán a cabo diferentes actividades abiertas al público como las visitas temáticas guiadas, que tendrán lugar el viernes 15 de diciembre, en horario de mañana y tarde o el concierto de Navidad, previsto para el viernes, 22 de diciembre.

Completarán el programa sendas jornadas de puertas abiertas que servirán para dar a conocer la catedral, así como una jornada de formación dirigida a los responsables de la gestión del templo, que se celebrará hoy, gracias a la colaboración y buena disposición del cabildo. No faltará tampoco el diseño de material divulgativo, que servirá para dar a conocer las acciones desarrolladas en el templo en el marco del Plan Románico Atlántico.

Nuevas tecnologías aplicadas a la conservación del patrimonio

La actuación se ha concretado, por el momento, en la monitorización de la catedral, donde se instalaron 35 nodos con sensores, que ubicados en diferentes puntos del templo vigilan sus condiciones de temperatura, humedad, luminosidad u otros aspectos como la presencia de xilófagos que puedan afectar a la conservación de los bienes muebles.

Los datos que vayan arrojando los sensores, permitirán un mejor conocimiento del comportamiento higrotérmico del edificio y facilitarán su mantenimiento, conservación y gestión.  La información reunida, junto a la obtenida en investigaciones precedentes realizadas en el templo, servirá para adecuar las futuras intervenciones a las necesidades reales del edificio, de tal manera que se puedan planificar y se anticipen a la aparición de daños.

Románico Atlántico

El Plan Románico Atlántico es un proyecto de cooperación transfronteriza para la conservación del Patrimonio Cultural, que incluye proyectos de restauración y puesta en valor de una veintena de templos románicos ubicados en las provincias españolas de Zamora y Salamanca y en las regiones portuguesas de Porto, Vila-Real y Bragança.

El Plan constituye un ejemplo de cooperación institucional y de participación público – privada, ya que está promovido por la Junta de Castilla y León, Fundación Iberdrola y el Ministerio de Cultura de Portugal. Las actuaciones en España han sido confiadas a la Fundación Santa María la Real del Patrimonio Histórico y se desarrollan en colaboración con las diócesis de cada territorio.

.

Documentación relativa al plan de intervención románico atlántico

Definición del Plan

El Plan de Intervención Románico Atlántico es un proyecto de cooperación transfronteriza para la conservación del Patrimonio Cultural, que incluye proyectos de restauración y puesta en valor de una veintena de templos románicos ubicados en las provincias españolas de Zamora y Salamanca y en las regiones portuguesas de Porto, Vila-Real y Bragança.

Objetivos

El objetivo principal del Plan de Intervención Románico Atlántico es conservar, restaurar y poner en valor el patrimonio, al mismo tiempo que se sientan las bases de un crecimiento y desarrollo sostenible del territorio, a través de la creación de empleo, la dinamización socioeconómica y la promoción turística.

Líneas de actuación

Desde sus orígenes, Románico Atlántico ha apostado por ir más allá de las intervenciones propiamente dichas, mediante la ejecución de proyectos de I+D+I y la creación de redes de investigación, que faciliten la conservación preventiva y la gestión inteligente del patrimonio.

Además, se ha desarrollado un auténtico plan de gestión cultural en torno al patrimonio, mediante la puesta en marcha de proyectos educativos, culturales y turísticos con los que se teje una red de sinergias y colaboraciones, que contribuyen no sólo a la promoción y difusión de los bienes, sino también al intercambio de experiencias y al refuerzo de una identidad común europea.

Iniciativa público-privada y presupuesto.

El Plan de Intervención del Románico Atlántico supone la estrecha colaboración entre diferentes entidades de España y Portugal, en concreto la Consejería de Cultura y Turismo de la Junta de Castilla y León, la Secretaría de Estado de Cultura de Portugal, Iberdrola España, la Iglesia Católica de Portugal y las diócesis españolas de Ciudad Rodrigo, Salamanca, Zamora y Astorga, materializado en el acuerdo-protocolo firmado en Bragança (Portugal) el 22 de septiembre de 2010 y ampliado el 21 de mayo de 2015, para dotarlo de continuidad hasta 2018.

Esta iniciativa público-privada se inició con un presupuesto global de 4,5 millones de euros, sufragados por la Fundación Iberdrola España, la Junta de Castilla y León y la Secretaría de Estado Cultura de Portugal. La ejecución de las obras en España depende de la Fundación Santa María la Real del Patrimonio Histórico y los trabajos se desarrollan en constante colaboración con los obispados de las zonas en las que se actúa.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.