Versión clásica

Se cumplen 78 años de la proclamación del Consejo Soberano de Asturias y León

El Consejo Soberano de Asturias y León fue una institución política soberana y de facto independiente proclamada en Gijón el 24 de agosto de 1937 bajo el trasfondo de la Guerra Civil Española.

Billete de 1 peseta del Consejo de Asturias y León. Los populares "Belarminos"

Fotografía: Martínezld. Billete de 1 peseta del Consejo de Asturias y León. Los populares «Belarminos».

Los avances de las tropas del general Franco en el frente norte tomando Santander, llevaron a las autoridades republicanas en Asturias a declarar su soberanía sobre «todas las jurisdicciones y organismos civiles y militares» en el territorio controlado por el Consejo Interprovincial de Asturias y León con intención de despojarse de dichas funciones «a la vista de los acontecimientos favorables que se produzcan en el curso de la guerra».

El 24 de agosto se firma el decreto que establece la soberanía de los territorios administrados por el Consejo Interprovincial de Asturias y León pasando a ser entonces el Consejo Soberano de Asturias y León. El 26 de agosto saldrá publicado en la prensa dicho decreto.

escudo consejo soberano de asturias y leónEl Consejo Soberano —que se había atribuido poderes que eran competencia única del Gobierno de la República— lo presidía Belarmino Tomás y en él estaban representadas las diferentes organizaciones políticas y sindicales del bando republicano en Asturias como la FSA-PSOE, la CNT, la FAI, las JJLL, la JSU, el PCE, la UGT e Izquierda Republicana. Una parte de estas organizaciones del Frente Popular criticará la actuación, calificando la idea de perjudicial, antiunitaria y cantonalista.

La idea del Consejo Soberano era apoyada por Belarmino Tomás y la mayoría de dirigentes del PSOE, así como por Segundo Blanco y otros responsables de la CNT. El PCE criticó la decisión. Rafael Fernández, secretario general de las federaciones asturianas del PSOE y la JSU, condenó el decreto y la soberanía (lo que no le impidió ocupar puesto de consejero). Los dos representantes de la UGT tuvieron una opinión diferente cada uno. Los consejeros de Izquierda Republicana reprobaron la decisión.

sellos consejo soberano de asturias y león

Sello del Consejo Soberano de Asturias y León

Las tiranteces creadas llevaron a enfrentamientos entre algunos consejeros que en ocasiones llegaron a los insultos personales. El Gobierno de la República censuró la actitud del Consejo Soberano, sobre todo cuando éste se dirigió a la Sociedad de Naciones. El Ministro de la Gobernación transmitió a Belarmino Tomás «su sorpresa y su disgusto».

La caída de Asturias propició al bando sublevado la posibilidad de enviar las tropas que había tomado parte en esta campaña a reforzar otros frentes y le permitió contar con las industrias y recursos con las que contaban esta región. En el bando republicano se analizaron las consecuencias que provocaron la pérdida del norte, como muestra el artículo titulado ¿Por qué se perdió el Norte? publicado en El Socialista el 30 de octubre de 1937, donde se hace hincapié en la falta de unidad y de decisiones políticas que perjudicaron planes militares, sin olvidar la casi total pasividad de Madrid en la defensa del norte.

El Consejo Soberano de Asturias y León fue gobernado por una coalición de partidos políticos y sindicatos de izquierdas y anarquistas: FAS – PSOE, FAI, CNT, UGT, etc y presidido por el militante socialista Belarmino Tomás de quien tomaron popularmente el sobrenombre los billetes emitidos por el Consejo.

La duración del Consejo fue bastante efímera y la disensión y división entre las partes políticas de su gobierno y la oposición del Gobierno de la República asentado en Valencia eran casi continuas hasta su definitiva disolución el 21 de octubre de 1937, un día antes de que las tropas franquistas entraran en Gijón.

Lo más anecdótico de la corta y efímera historia del Consejo Soberano de Asturias y León es que a pesar de la oposición del Gobierno republicano, el mismo Consejo quiso dirigirse a la Sociedad de Naciones como entidad soberanista propia. Seguramente se le hizo caso omiso.

Andecha Astur recordó la efemérides en el Puerto de Tarna.

Nel Homenaxe a la Declaración de Soberanía Asturiana de 1937 defendióse la Soberanía d’Asturies comu única garantía de futuru pal nuesu país.

Fotografía: ANDECHA ASTUR

Fotografía: ANDECHA ASTUR

El monolitu comemorativu de la Declaración de Soberanía del Conseyu Soberanu d’Asturies y Llión, asitiáu nel Puertu Tarna, foi l’escenariu nel qu’Andecha Astur homenaxeó esta declaración d’independencia asturiana de 1937, con una ofrenda floral y una intervención política de Paulu Arboleya na que defendió que “ensin soberanía cualisquier proyéutu políticu p’Asturies nun supón más que colonialismu y sometimientu”.

Paulu Arboleya destacó la importancia de recuperar la memoria, comu ferramienta imprescindible p’avanzar, y denunció comu anguañu la izquierda española n’Asturies escaez voluntariamente estos fechos col enfotu de qu’el Pueblu Asturianu pierda la memoria hestórica, permitiéndo-ýos seguir defendiendo proyeutos políticos españoles que seyan cuales seyan les sigles con que se presente nun representen más que diferentes formes de sucursalismu y dependencia.

Asina mesmo Paulu Arboleya solliñó comu la Declaración de Soberanía del Conseyu Soberanu punxo a Asturies perriba del contestu de la Guerra Civil española, yá que comu nación soberana comprometía col socialismu protagonizó un heroicu enfrentamientu escontra’l facismu internacional representáu poles tropes españoles italianes y alemanes que mos invadieron y torgaron el desendolcu del socialismu nesti país.

Y también el Museo del Pueblo de Asturias

Fotografía: exposición estampas antifascistas

Fotografía: exposición estampas antifascistas

En el verano de 1937 el Departamento de Propaganda del Consejo de Asturias y León encargó a Germán Horacio (Germán Horacio Robles Sánchez, Gijón / Xixón, 1902 – México D.F., 1975) diez estampas sobre la Guerra Civil con el fin de venderlas en el extranjero y recaudar fondos para los huérfanos de los milicianos muertos en combate. En el mes de septiembre se imprimieron en la Compañía Artes Gráficas de Gijón y el 13 de octubre se ponían a la venta.

Ocho días después entraba el ejército de Franco en Gijón y la mayor parte de la edición se destruía. Germán Horacio se exiliará en México, a donde llegó en 1939 en el vapor Sinaia, y no volverá nunca más a España. Las «10 Estampas Antifascistas» se convertirán en una colección rarísima.

El año pasado el Muséu del Pueblu d’Asturies adquirió una colección completa en Buenos Aires, que el próximo miércoles se presenta en el museo.

Será la primera vez que se expongan en Asturias desde aquel lejano octubre de 1937.

Datos de la exposición

  • Museo Etnografico del Pueblo de Asturias, Paseo Dr. Fleming, 887, 33203 Gijón, Asturias
  • Empieza: miércoles 11 febrero 2015
  • Termina: miércoles 30 septiembre 2015

Fuente y más info:

https://es.wikipedia.org/wiki/Consejo_Soberano_de_Asturias_y_Le%C3%B3n

https://www.facebook.com/cintasturias/posts/145270165644068

http://www.andecha.org

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.