Versión clásica

«AQVA» en Toro: Exposición de las Edades del hombre abierta para todos los públicos

Parece increíble pero el tiempo pasa muy rápido, hace ya un año de la última edición de las Edades del Hombre celebrada conjuntamente en Ávila y Alba de Tormes y ya ha desembarcado otra muestra de este consolidado evento cultural, en esta ocasión en tierras Toresanas.

Una exposición abierta a todos los públicos, para los que gustan del arte religioso tradicional, para los que se apasionan ante el arte contemporáneo o simplemente para aquellos que no faltan a esta cita por todo lo que ello representa.

Fotografía: Martinezld

Fotografía: Martinezld

Una exposición ideal para que jóvenes, (un público reacio a visitarla quizás por desconocimiento) y no tan jóvenes disfruten del gran patrimonio que tenemos, oportunidad única de disfrutar conjuntamente de las aportaciones de diferentes piezas que varias diócesis, iglesias, provincias e incluso países (como el caso de nuestra vecina Portugal) han cedido para la ocasión.

Dos son los templos de esta entrañable ciudad, Toro, en los que se desarrollarán de abril a noviembre las Edades del Hombre: La Colegiata de Santa María la Mayor (excepcional enclave para que luzca, aun más si cabe, esta exposición) con la mayor parte de los capítulos y la Iglesia del Santo Sepulcro donde se ubican los dos últimos.

El elemento que vertebra esta edición es el agua, tomando su nombre en latín AQVA.

Fotografía: Martinezld

Fotografía: Martinezld

Con el uso del agua y una referencia a este elemento en la mitología clásica comienza la andadura por esta exposición en el CAPÍTULO I: AGUA DE VIDA. Hermosas obras confieren a este primer capítulo un encanto especial, y permítanme que barra para casa con algunas de las piezas que desde la provincia de León, se aportan a esta edición: Un fragmento de mosaico con representación de Tritón, hallado en La Milla del Río; o un óleo sobre tabla con el nombre “A nena” que aporta la diócesis de Astorga. Pero no sería justo no tener en cuenta a dos maestros reconocidos que aportan de sus propias colecciones algunas de sus obras, como es el caso de Carmen Laffón y Antonio López.

Fotografía: Martinezld

Fotografía: Martinezld

Seguimos la travesía por este viaje y anclamos en el CAPÍTULO II: PREPARANDO CAMINOS, dedicado a mostrarnos cómo el agua es un elemento indispensable al inicio del camino, en la creación y en la meta final de la salvación.   Obras como “El diluvio Universal” de Juan de Zamora,”El paso del río Jordán con el Arca de la

Fotografía: Martinezld

Fotografía: Martinezld

Alianza” de Juan Montero de Rojas, o el sorprendente Tableau vivant (cuadro proyectado) de “ El paso del mar Rojo. Este montaje es simplemente impresionante y a nadie dejará indiferente. Aun ahora escribiendo estas líneas recuerdo el impacto emocional que me produjo. Sobre la obra original del S.XVII se proyecta una versión actual del éxodo de las personas que abandonan sus países a causa de los conflictos bélicos. Un símil tristemente de actualidad y que pone los pelos de punta a quien permanezca con los ojos abiertos a esta problemática candente hoy en día.

Fotografía: Martinezld

Fotografía: Martinezld

Y ya a mitad de camino del recorrido, y como para tomar un poco de aire, llegamos al CAPÍTULO III: LOS CIELOS SE ABRIERON, cuyo protagonista absoluto es San Juan Bautista con el momento culminante del bautismo de Jesús.

Con un sinfín de representaciones artísticas tanto de arte tradicional como contemporáneo, con grandes nombres como Juan de Juni , Zurbarán, Gregorio Fernández o Pedro Berruguete entre otros, pero , sin duda, con un nombre propio: San Juan Bautista como tema central de todo este capítulo.

Fotografía: Martinezld

Fotografía: Martinezld

Arribamos a la última oportunidad para disfrutar de la magia del agua y de toda la belleza artística de la Colegiata. Es en el CAPÍTULO IV : CRISTO, FUENTE DE AGUA VIVA donde se agiganta el sentido de esta exposición. Es un absoluto homenaje a Cristo entrelazando su vida terrena con el agua. Llegados a este punto el visitante vibrará de emoción y recogimiento al plantarse ante el Cristo Crucificado con el costado abierto del que afloran sangre y agua. Es el momento culminante de este capítulo, y para muchos, quizás el mejor de todo el recorrido por esta edición de las Edades.

Fotografía: Martinezld

Fotografía: Martinezld

Con un hasta luego abandonamos, por esta edición, el emblemático monumento de Toro, para desplazarnos hasta la cercana Iglesia del Santo Sepulcro. Allí tras un corto recorrido por los dos últimos capítulos despediremos esta visita a AQVA 2016.

Esta iglesia es otro punto estratégico de Toro, en plena Plaza del Ayuntamiento. Ya en el interior de la Iglesia del Santo Sepulcro nos sumergimos en el CAPÍTULO V: EL BAUTISMO QUE NOS SALVA. Una colección de objetos que tienen una estrecha relación con el sacramento del bautismo y su celebración litúrgica, con el mismo elemento protagonista, el agua, que da nombre a esta edición.

Fotografía: Martinezld

Fotografía: Martinezld

Se pueden ver pilas bautismales, crismeras, acetres, conchas, jarros, aguamaniles… una infinidad de artículos aparte de algún que otro libro litúrgico y musical con obras relacionadas con el agua.

Levamos el ancla para atracar definitivamente ante el último capítulo de esta excepcional muestra. CAPÍTULO VI: RENACIDOS POR EL AGUA Y EL ESPÍRITU. Un repaso por bellos cuadros de santos que han estado relacionados con el tema de esta exposición. Muchos de ellos tuvieron una vinculación directa con la vida de Jesús a través del sacramento del Bautismo. Y por resaltar alguno, un San Juan de Sahagún del S.XVIII que proviene del Santuario de la Peregrina de Sahagún (León) y que da paso a la meta final de esta apasionante “inmersión acuática”. Ante nosotros la imagen con la que esta muestra nos despide, la de un Cristo resucitado que nos da la bendición y nos emplaza hasta la próxima cita de una nueva edición de las Edades del Hombre que a buen seguro, seguirá sorprendiéndonos.

Fotografía: Martinezld

Fotografía: Martinezld

Datos prácticos

Información y reservas: 980 043 039. expo@lasedades.es

Centro de recepción de visitantes y taquilla de la exposición: Álcazar de Toro. Plaza San Agustín s/n

Horarios: Colegiata de Santa María la Mayor: de martes a viernes de 10,00 a 14,00 horas y de 16,00 a 20,00 horas. Sábados, domingos y festivos: de 10,00 a 20,00 horas. Iglesia del Santo Sepulcro: de martes a viernes de 10,30 a 14,30 y de 16,30 a 20,30 horas. Sábados, domingo y festivos de 10,30 a 20,30 horas

Fotografía: Martinezld

Fotografía: Martinezld

Precio entrada: 4 euros

Visita guiada: 85 euros. Es necesaria reserva previa. Grupo máximo de 20 personas. Duración aproximada: 70 minutos.

Mas info: www.aqva.lasedades.es

  • Texto: E. Toral
  • Fotografía: Martínezld

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.