Versión clásica

El cementerio judío de Praga visto desde el patio de la Sinagoga Pinkas

La Sinagoga Pinkas, la segunda más antigua de Praga, donde se encuentra un monumento conmovedor dedicado a los casi ochenta mil judíos de Bohemia y Moravia víctimas del Holocausto.

Fotografía: Martínezld

Desde el patio de esta sinagoga se puede ver el Cementerio Judío de Praga. Este cementerio surgió en la primera mitad del siglo XV, y fue utilizado como cementerio hasta 1787.

La personalidad más importante enterrada en él es, sin duda, el gran erudito y pedagogo, rabí Jehuda Liwa ben Becalel, conocido como rabi Löw (murió en 1609), con quien se relaciona la leyenda de la creación de un ser artificial, el gólem.

El Viejo Cementerio Judío comprende unas 12 000 lápidas, no obstante el número de fallecidos que fueron enterrados en él es mucho más grande. Muchas lápidas quedaron cubiertas por capas superiores mientras otras, sobre todo las de madera, se desintegraron con el tiempo

La lápida más antigua conservada data del año 1439. El cementerio fue ampliado varias veces a través de adquisiciones de terrenos adyacentes. Se sepultaba en él hasta el año 1787 cuando por edicto de José II quedó prohibido el uso de cementerios dentro de zonas habitada.

El Viejo Cementerio Judío fue declarado patrimonio cultural nacional en el año 1995.

Fecha de inicio: 02-04-2018

Fecha fín: 30-04-2018

Lugar: cementerio judío
praga
república checa

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.