Versión clásica

Granada, destino para cualquier mes del año

Granada no necesita ningún tipo de presentación. Cualquier turista de cualquier país del mundo identifica Granada con su buque insignia, que no es otro que su espectacular Alhambra.

Fotografía: Martínezld

.

Una parada obligatoria para todo viajero esa milenaria Alhambra que allá por el  año 1870 fue declarada Monumento Nacional, y  posteriormente en 1984 la UNESCO la  concede, junto con el Generalife, el título de Patrimonio Mundial. Por tanto no hay excusa para dejar de visitarla.

Este monumento destila historia por doquier, una historia ligada al Reino Nazarí. Sin ninguna duda, es por eso que los Palacios Nazaríes y ese maravilloso  Patio de los Leones son  la joya de la Alhambra que vigila y custodia la vida de los granadinos.

Fotografía: Martínezld

Sí, los Palacios Nazaríes ( Palacio del Mexuar, Palacio de Comares y el Palacio de los Leones) que deslumbran con su primorosa arquitectura y atrapan desde el primer momento sin dejar a nadie indiferente. La belleza arquitectónica de ese enclave deja sin respiración al turista, y a pesar de los innumerables visitantes que impiden impregnarse con tranquilidad de cada uno de sus rincones  , merece la pena rememorar épocas tan lejanas  repletas de horas de minuciosos trabajos.

Es una oportunidad única contemplar tan extraordinarios trabajos. Y aunque cualquier  recoveco  de los Palacios Nazaríes parece  un lugar mágico, el mayor poder de seducción se despliega en el Palacio de los Leones, con esa magnífica fuente decorativa presidida por  doce leones  surtidores . Leones triunfales y  de fama reconocida en cualquier confín de la Tierra. No se puede entender la Alhambra sin ese maravilloso conjunto del Patio de los Leones.

Fotografía: Martínezld

Aunque ,no solo los Palacios Nazaríes harán que el viajero se sienta afortunado de formar parte de la historia de este espectacular monumento . Durante las horas del recorrido por toda la extensión de la Alhambra también hay que detenerse ante el Palacio de Carlos V, la Alcazaba o  los jardines del Generalife, que aunque son menos espectaculares también aportarán momentos de intenso placer a los visitantes.

Cumplido el objetivo de la Alhambra, el siguiente destino de nuestra visita por la ciudad no fue otro que La Capilla Real, donde gracias a la amabilidad del cabildo de la Catedral tuvimos el privilegio de realizar, en visita privada, una sesión fotográfica para ilustrar este artículo. Nuestro agradecimiento desde aquí a todo el personal que lo hizo posible.

Y  pesar de que la Alhambra rezuma historia por los cuatro costados, La Capilla Real no se queda a la zaga, es impresionante visitarla en un absoluto silencio y casi al amanecer. Una experiencia sobrecogedoramente hermosa e inolvidable para Enredando.

Fotografía: Martínezld

La Capilla Real, monumento anexo a la Catedral, lugar donde reposan los cuerpos de los Reyes Católicos Isabel y Fernando, así como Juana I de Castilla -conocida como Juana » la Loca»- y Felipe el Hermoso, transportan al visitante a un mundo de sensaciones y experiencias muy difícil de explicar con palabras. Me permito la licencia de parafrasear el nombre del cuadro «La Rendición de Granada» , porque el visitante caerá, literalmente, rendido ante tanta belleza e historia.

Al acceder a la capilla nos da la bienvenida la impresionante réplica de «La Rendición de Granada» , el original se encuentra entre las joyas pictóricas que custodia el Palacio del Senado. La pintura recoge el momento histórico en que el rey Boabdil entrega las llaves de la ciudad de Granada a los Reyes Católicos.

Accedemos   a la nave principal, aquí comienza la ardua y difícil tarea de describir con palabras las sensaciones que se perciben al visitar tan regio lugar, por eso es preferible que cada uno saque sus propias conclusiones tras la solemne visita a La Capilla Real, capilla que emana historia  por los cuatro costados.

.

Fotografía: Martínezld

Dejando atrás la excepcional Capilla Real y todo lo que ella representa, nos fuimos al emblemático barrio del Albayzín. Una pintoresca barriada plagada de callejuelas donde sentirse un explorador es lo más normal del mundo. Si se es un avezado turista se tendrá una oportunidad única para contactar con numerosos rincones aún por descubrir. Deambular por el barrio es una maravillosa experiencia que tiene su momento culminante al atardecer. Es imprescindible asomarse  al mirador de San Nicolás para gozar de unas vistas sin parangón de esa Alhambra que acecha constantemente al visitante. Numerosas son las  terrazas desde las que también se puede apreciar el sin fin de tonalidades de los espectaculares atardeceres granadinos, cuyo personaje principal no es otra que  la adorada Alhambra.

.

Volviendo a la realidad, tras la ensoñación que produce el mágico atardecer, regresamos al centro para seguir descubriendo los interminables rincones que esconde esta ciudad y que, con su espíritu generoso, comparte con todos los foráneos.

Son innumerables las referencias que se podrían recomendar, pero lo mejor es que a partir de aquí cada uno, a su libre albedrío, investigue por su cuenta y disfrute de sus propios descubrimientos porque, esta ciudad  apasiona a quien la visita.

Fotografía: Martínezld

Abandonamos pues, una ciudad que embruja y comenzamos un recorrido por los alrededores que se auguraba interesante  e insólito,  sobre todo, por ser menos turístico.

Iniciamos la etapa desplazándonos en transporte público hacia Guadix, población cercana a Granada. La visita prometía por lo que podía ofrecer al visitante, pero aquí realmente empezaron nuestras dificultades para desarrollar con eficiencia el trabajo que teníamos por delante para ,más tarde, compartirlo con nuestros lectores.

Al llegar a la localidad de Guadix y tras acceder al casco histórico nos topamos con  la impresionante Catedral que solo pudimos admirar desde el exterior ya que durante las horas que permanecimos en la ciudad nos fue imposible visitarla interiormente por encontrarse cerrada.

Fotografía: Martínezld

.

Justo frente a la Catedral se encuentra la parada de un tren turístico que por 5€  te acerca a las afamadas Cuevas de Guadix. No nos lo pensamos y pensando en realizar un interesante recorrido turístico subimos al tren con las expectativas de disfrutar del trayecto por la localidad , pero lo cierto es que fue un poco decepcionante. Eso sí, al llegar a las Cuevas se olvida esa decepción porque compensan las vistas que puedes contemplar, sin duda espectaculares. Si se conoce la Capadocia turca y sus cuevas trogloditas  parece como si nos hubiéramos teletransportado hasta allí.

Fotografía: Martínezld

Definitivamente la visión que se presenta ante los ojos del visitante es, sencillamente imponente. Allí mismo y más tarde ya de vuelta al casco histórico, descubrimos que los cinéfilos pueden deleitarse con unos recorridos por emblemáticos parajes y rincones donde se han rodado películas o escenas cinematográficas nacionales o internacionales. Otra forma diferente de patear las calles de la localidad.

De regreso a Granada comenzaron los imprevistos, que incluso para nosotros que somos experimentados viajeros, nos  amargaron el resto de nuestra estancia e impidieron realizar las visitas restantes tal y como estaban programadas.

Todo fue al salir de Guadix para regresar a Granada. Ya resultó una aventura encontrar la estación de autobuses de Guadix para tomar el autobús ALSA de vuelta a Granada. Las señalizaciones eran prácticamente nulas, pero ahí nos acompañó la suerte del principiante porque cogimos el bus in extremis. Sería mejor decir, una antigualla de autobús, totalmente destartalado y zarrapastroso  que dejaba mucho que desear para  la confortabilidad del viajero.

Fotografía: Martínezld

Esto nos hizo partir con un ligero mal sabor de boca de Guadix, para pasar a una indigestión total del día al llegar a nuestro destino. Al recoger nuestros abrigos del portaequipajes superior, ¡sorpresa!, estaban impregnados de una sustancia pegajosa y viscosa. Tras la consabida reclamación a la empresa tuvimos que regresar al hotel apresuradamente, dejando incompleta la programación de nuestro viaje para ese día y parte del siguiente, porque al no llevar más ropa de abrigo y con la lluvia cayendo sobre la ciudad era realmente imposible realizar lo planificado. Un desastre total.

Colofón desagradable para este viaje que nos impidió emprender los desplazamientos al resto de los destinos turísticos de la provincia que nos habíamos marcado. Pero, a pesar de todo, y teniendo en cuenta que un incidente de este tipo cambia la perspectiva de los lugares a visitar, hay que extraer lo positivo; tendremos la excusa perfecta para regresar a Granada y rematar el recorrido incompleto de esta ocasión.

Fotografía: Martínezld

.

La Rendición de Granada

El 2 de enero de 1492 se produce la rendición de Boabdil y la entrega del reino de Granada a los Reyes Católicos, que supuso el fin de la Reconquista.

Fotografía: Martínezld

El reino de Granada era el único reino musulmán de la Península a finales del siglo xv. Abarcaba una gran extensión que empezaba en las montañas de Sierra Nevada y llegaba a la costa gaditana, adentrándose en la provincia de Málaga y en tierras de Córdoba, Jaén y Sevilla. Durante años había sobrevivido entre los poderosos reinos cristianos aprovechando las desavenencias que surgían entre ellos y pagando el correspondiente tributo. Sin embargo, tras una concienzuda pacificación interior, los Reyes Católicos pudieron ocuparse de la que consideraban la gran asignatura pendiente de la cristiandad: culminar la Reconquista.

La toma de Granada se ha inmortalizado en el conocido cuadro «la Rendición de Granada» realizada por Francisco Pradilla y Ortiz. Una copia de este famoso cuadro, cuyo original se encuentra en la Sala de Conferencias o Salón de los Pasos Perdidos del Palacio del Senado de España, se encuentra en la Capilla Real de Granada. Pradilla empezó a pintar el cuadro en la propia ciudad Granada con el objetivo de conseguir los datos más precisos sobre el paisaje, la arquitectura e, incluso, el ambiente atmosférico que necesitaba la escena, aspecto esencial dentro del realismo pictórico que preocupaba a Pradilla.  Además se documentó concienzudamente, tanto en la reproducción de objetos históricos de la época (por ejemplo, la corona y el cetro de la reina Católica son los que se conservan en la Capilla Real de Granada; o la espada del monarca nazarí es la que se guarda en el Museo del Ejército en Toledo.

Fotografía: Martínezld

.

Uno de los atardeceres más bello del mundo

Bill Cilinton popularizó el atardecer de Granada con la Alhambra como fondo cuando en una entrevista dijo que era este el más bello atardecer que había presenciado.

Pero se equivocó al citar el mirador. Citó el mirador de San Cristóbal para presenciarlo cuando en realidad es el mirador de San Nicolás, el cual está situado en el  Albaicín, y desde donde se contempla una impresionante panorámica de destacados lugares de Granada como : La Alhambra, el Generalife y Sierra Nevada.

Si no quieres sufrir la aglomeración de gente para presenciar el atardecer desde la plaza de San Nicolás puedes entrar en el Restaurante el Huerto de Juan Ranas, en cuyo patio puedes presenciarlo tranquilamente tomando algo.

Fotografía: Martínezld

.

La Alhambra

Etimológicamente, «Alhambra» en árabe es «al-Ḥamrāʼ» (la Roja’), procedente del nombre completo «al-Qal’a al-hamra» (‘fortaleza roja’).

Fotografía: Martínezld

En su evolución, el castellano intercala entre la m y la r una b, como en «alfombra», que en el árabe clásico tenía el significado de ‘rojez’, escrito como «al-humra». Existen más teorías para explicar el origen del nombre de la Alhambra, pues hay otros autores que arguyen que en la época andalusí la Alhambra estaba encalada y su color era blanco. El nombre de «roja» le vendría porque cuando se construyó se trabajaba de noche, y vista por la noche, desde lejos, debido a la luz de las antorchas, se veía roja. Otros autores defienden que «Alhambra» es simplemente el nombre en femenino de su fundador, Abu al-Ahmar (Muhammad I, reinado 1238-1273), que en árabe significa ‘el Rojo’, por ser pelirrojo.

La Alhambra se levanta sobre la colina de la Sabika, uno de los puntos más elevados de la ciudad de Granada. La Alhambra pasó a ser residencia real, a partir de 1238, con la llegada al poder de Muhammad ibn Nasr, primer monarca del Reino nazarí de Granada, para lo que creó un abastecimiento de agua propio. Las construcciones más lujosas de los palacios que hoy se conservan, el de Comares y de los Leones, proceden del siglo XIV. El conjunto tiene una forma alargada e irregular adaptada a la forma de la loma sobre la que se levanta. Su longitud es de 740 metros y su anchura varía entre los 40 y los 180 metros.

 

De tapas y vinos por la calle Navas, donde los bares son un lugar especial

Esta calle es en sí una ruta por el tapeo más tradicional de Granada. Cada bar es un lugar especial como reza la placa instalada a la entrada de cada establecimiento en donde cuenta la historia del bar. Fíjate en los que tienen esa placa a la puerta que desde luego es por algo. 

Fotografía: Martínezld

Restaurante el Tabernáculo, con tapas muy buenas y mejor sangría y decorado con multitud de estampas, carteles  y medallas  de Semana Santa.

Bar Casa Fernando decorado como las antiguas tabernas y que ha sabido conservar su antigua esencia desde 1961. 

Bar los diamantes desde 1942 puedes disfrutar de todo el sabor del mediterráneo en unas tapas y raciones que no te dejarán indiferente. Descubre el pescado de siempre cocinado como nunca. Gambas, boquerones, almejas, calamares, cazón… Este es un lugar especial: «De aquí salen destellos de calidad, de historia, de sabor; un sabor que ha evolucionado desde la casa de comidas calientes de su primera época, al pescado frito en su punto perfecto que hoy todo el mundo quiere probar.

Fotografía: Martínezld

Una especialidad, introducida, casi al azar, en 1976 por la entrañable Encarna, al frente de esta cocina desde entonces y, desde hace más de veinte años, guardiana de la esencia y el atractivo de este lugar para Granadinos y visitantes. El actual propietario y marido de esta gran hostelera simboliza la tercera generación de los Diamantes desde que lo inauguró José Ortega Sánchez. Solo él conocía el verdadero origen del nombre de su negocio, un secreto que se fue con él y que sigue siendo objeto de leyenda.Solo él sabía qué dio nombre a esta brillante esquina transitada por locales y turistas, el primer diamante en bruto del que se han esculpido otras cinco joyas de la gastronomía local. Por eso este bar es un lugar por descubrir.»

Más info:

Fotografía: Martínezld

Dónde alojarse.

El Hotel Occidental Granada tiene una ubicación inmejorable para todo tipo de estancias, es un hotel sencillo y práctico y es un lugar en el que sentir la magia de Granada, disfrutando tanto de su privilegiada ubicación como de los servicios de un hotel miembro de Barceló Hotel Group.

Fotografía: Martínezld

El hotel Occidental Granada**** (hotel miembro de Barceló Hotel Group), se encuentra ubicado en una de las mejores zonas de la ciudad, muy cerca de la calle Recogidas que conecta el hotel con el centro, y junto a una de las paradas del nuevo metro de Granada. Tanto el Palacio de Congresos y Exposiciones como el Parque de las Ciencias, una de las referencias culturales de Andalucía, están a solo unos pasos.

Su privilegiada ubicación lo convierte en la opción perfecta para recorrer la ciudad, al tardar tan solo 10 minutos a pie en llegar al casco antiguo o a la catedral. Además permite evitar los clásicos problemas de acceso en coche al centro de la ciudad. La carretera que conecta la ciudad con Sierra Nevada y con la Costa Tropical (ambos a menos de una hora en coche), y con el Aeropuerto (a solo 20 minutos) se encuentra a escasos metros del hotel.

Fotografía: Martínezld

Dispone de 141 habitaciones, totalmente equipadas, ofreciendo entre otros servicios, Wi-Fi gratuito, baño completo con secador de pelo, TV de pantalla plana, minibar, insonorización y caja fuerte. Es un hotel perfecto para estancias en familia, en pareja e incluso ejecutivas. Ofrece también otras instalaciones y servicios destacables, como desayuno bufé, parking subterráneo, cafetería, snack bar, servicio de habitaciones o salida tardía con opción para guardar equipajes.

 

Textos: E. Toral . Fotografías: Martínezld

Fecha de inicio: 01-02-2018

Fecha fín: 28-02-2018

Lugar: granada

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.