Versión clásica

La Colegiata de Santa María en Villafranca del Bierzo (León)

El lugar que ocupa hoy la S.I. Colegiata estuvo ocupado por un monasterio de la orden francesa de Clunny bajo la advocación de Santa María de Cluniaco, tomando como fecha posible de su construcción el año 1.070, constituyendo un vestigio importantísimo para la Ruta Jacobea y sus peregrinos.

colegiata de villafranca del bierzoLa colegiata de Santa María del Cluniaco, Coruniego o Cruñego sita en la localidad de Villafranca del Bierzo, en la provincia de León.

Tuvo sus orígenes en un monasterio benedictino erigido en el siglo XII, con hospedería aneja para atender a los peregrinos franceses que pasaban por Villafranca del Bierzo, camino de Compostela. Los restos de esta antigua abadía se han perdido, ocultos por la colegiata moderna.

La decadencia del monasterio comienza a principios del siglo XIV unida al declive de las peregrinaciones, y a principios del siglo XVI, si bien el monasterio sigue en pie, ha perdido todo su esplendor material y espiritual.

Por todo ello, en 1529, a instancias del entonces virrey de Nápoles, don Pedro de Toledo, la abadía de monjes se convierte en Colegiata de canónigos, procediéndose a su reedificación con pretensiones monumentalistas a la manera de las grandes basílicas romanas del Renacimiento.

La Colegiata estuvo gobernada por un abad mitrado y 24 canónigos, con unas 60 parroquias bajo su jurisdicción. A finales del siglo XIX se convirtió en parroquia de la Asunción, dentro del obispado de Astorga; funciones parroquiales y dependencias que persisten en la actualidad.

La Colegiata constituye una interesante muestra de la arquitectura berciana del siglo XVI, aunque su terminación se produzca doscientos años después.

colegiata de villafranca del bierzoEl templo tiene planta de salón, con tres naves y cabecera poligonal de cinco lados iguales. El primer tramo es el crucero, que no sobresale en planta, pero sí en altura; el segundo con dos capillas laterales, que sobresalen en planta pero en alzada se quedan a mitad de altura de las naves laterales, en el centro del segundo tramo encuadrado por cuatro grandes pilares, se encuentra el coro capitular. El primitivo proyecto contemplaba cinco tramos, pero los dos últimos no llegaron a construirse, quedando así un templo desproporcionado.

En su interior, el templo destaca por la gran variedad de las cubiertas que van desde la bóveda poligonal con nervios de la capilla mayor, hasta las bóvedas de crucería estrelladas más o menos complicadas que cubren la sacristía, y capillas, la cúpula sobre pechinas coronada por linterna y nervatura radial, en la parte central del crucero, y la del coro radial con circunferencia en medio.

La torre tiene varios cuerpos cúbicos, con óculos en el centro, el superior octogonal con cuatro huecos de arco de medio punto entre pilastras para las campanas, por encima del cual se levanta un pequeño templete con ocho huecos, rematando el conjunto aguja y pequeña esfera.

Originalmente se trataba de un monasterio de la orden de Cluny, donado (entre otros) por la Reina Doña Urraca I de León a dicha orden en 1110. Se conserva el documento en el que el abad Hugo de Cluny le agradece a Doña Urraca estas donaciones en nombre de la casa borgoñesa.

Los cluniacenses impulsaron el rito romano. Durante el pontificado de Gregorio VII, el reino de León se relacionó con la Santa Sede a través de los legados, principalmente el Cardenal legado de Marsella, quien representaba al papa en el reino de León.

Doña Urraca recibió ayuda militar de Borgoña en sus campañas. Los monjes de Cluny daban acogida a los peregrinos que hacían el Camino de Santiago, mientras que a partir de 1118 los caballeros de la orden del Temple de Hugo de Payens y Godofredo de Saint- Adhemar les ofrecían protección en su caminar.

Posee la Iglesia tres naves, siendo la central más ancha que las laterales; y en estas últimas sendas capillas, la que encontramos en la nave de la derecha es la Capilla del Rosario con un retablo de la primera mitad del siglo XVII, dedicado a la Virgen del Rosario que se encuentra en la hornacina central. Posee este retablo tallas de San Francisco Javier, Santa Bárbara, y en la misma Capilla la Pila Bautismal y la talla de la Virgen de Fombasallá.

El retablo del Altar Mayor es Neoclásico y dedicado a la Asunción de la Virgen. Cuenta con un coro barroco rococó de la segunda mitad del S. XVIII y destaca en él la Silla Abacial con el tema del «Buen Pastor» y sobre ella el monumental escudo de armas de los Marqueses.

La otra Capilla lateral está dedicada a la Santísima Trinidad que conserva junto con la sacristía bóvedas de crucería del S. XVI. El retablo también es del S. XVI, el tema central de la Trinidad se encuentra en el segundo cuerpo del mismo. En el ático tallas de los Reyes Magos y el Nacimiento, los Apóstoles, San Pedro y San Pablo en los laterales y pinturas que representan escenas de la Pasión de Cristo. Se trata de uno de los retablos de estilo purista más importantes de El Bierzo.

Mas info: http://www.villafrancadelbierzo.org/

Fecha de inicio: 01-01-2021

Fecha fín: 15-01-2021

Lugar: colegiata santa maría
villafranca del bierzo

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.