Versión clásica

Castrotorafe o Zamora la Vieja.

A medio camino entre Benavente y Zamora (es muy fácil pasártelo de largo), se encuentra uno  de mis sitios favoritos, con un toque de romanticismo y melancolía, sin apenas señalización, bañado por el Río Esla, y hoy a los pies del embalse de Ricobayo. Fue lo que fue y ahora es lo que es.

Es, el hoy despoblado de Castrotorafe, llamado también Zamora la Vieja, siendo en la Edad Media una de las grandes ciudades-fortalezas del Reino de León y hoy unas ruinas casi olvidadas. Cada vez que  voy a Zamora o a Salamanca con alguien me gusta parar y enseñarle esas ruinas que un día tuvieron vida como parte importante de un Reino que muchos seguimos llevando en el corazón.

Puedes aprovechar el día visitando el vecino monasterio de Moreruela y acabar el día paseando por Benavente visitando los  restos del que fuera majestuoso castillo y hoy en día Parador Nacional.  Pero eso ya es otra historia.

 

Permíteme un retazo de su historia sacado de la wikipedia

«creyendo el rey don Alfonso encontrar desprevenidos a los moradores de Castrotorafe … reunió … todas las tropas de que a la sazón disponía, y repentinamente, el 13 de noviembre de 1475, cayó sobre la villa, la tomó y trató de combatir el castillo; pero viendo que la empresa no era tan fácil y advertido de que la Reina enviaba desde Valladolid refuerzos a la guarnición, permitió a su gente robar las haciendas de los habitantes, y con el botín recogido regreso a Zamora».

Conquista de Castrotorafe por Alfonso V de Portugal

 

Los orígenes de la población quizás se encuentren en la mansión  romana de Vico Aquario, situada en la Vía de la Plata. Sin embargo, Castrotorafe no aparece mencionada hasta 1129, cuando Alfonso VII de León y su mujer Berenguela de Barcelona le conceden el fuero de Zamora y delimitan su alfoz. Con la independencia de Portugal en 1139, su importancia como emplazamiento estratégico aumentó, y es posible que la población apoyase a los separatistas lusos por lo que el monarca manda derruir sus murallas y separar parte de Castrotorafe en favor de Moreruela.

Desde 1230, con la unión definitiva de León y Castilla, la villa fue perdiendo parte de su importancia hasta que a finales del siglo XIII se vio envuelta en las disputas relacionadas con la sucesión de Sancho IV de Castilla. Uno de los hechos más destacados fue la sublevación del infante Juan de Castilla «el de Tarifa», hijo de Alfonso X de Castilla, que se proclamó rey independiente de León. Posiblemente a él se debe la construcción del castillo en una fecha anterior a 1319, puesto que para entonces ya aparece mencionado en el testamento del Infante. Poco después, la villa vuelve a manos de la Orden de Santiago, y en 1333 Alfonso XI de Castilla autorizó a Vasco Rodríguez a que eligiera cinco judíos para que fuesen a habitar Castrotorafe. En 1351, el rey Pedro I de Castilla pide a la Orden que entregue la villa a  Juan de Albuquerque pero éste, al perder la confianza del monarca, se refugia en ella para más tarde huir a Portugal. El rey lo cede a Men Rodríguez de Sanabria pero con Enrique III de Castilla el poblado es arrasado como castigo al apoyo que había dado a su hermano. La villa recuperó su protagonismo durante la Guerra de Sucesión Castellana, la cual enfrentó a Isabel I de Castilla y Juana la Beltraneja, y en 1475, tal y como narran las crónicas, Alfonso V de Portugal tomó la villa y cercó el castillo pero tuvo que renunciar ante la llegada de Fernando II de Aragón a Zamora. Al año siguiente, los Reyes Católicos cercaron Zamora y llegaron a un acuerdo secreto con su alcalde, Alfonso de Valencia, quien recibiría la alcaldía de Castrotorafe. Éste llevó a cabo obras en el castillo y pretendió obligar en dicha tarea a vecinos de la aldea de Pajares, lo que provocó su revuelta, fallando los Reyes Católicos a favor de los mismos en 1481. Un año antes, los Reyes hicieron saber al alcalde que debía entregar la villa a Alfonso Enríquez, conde de Alba de Aliste.

Desde entonces la villa pasó a un segundo plano y ya en 1688 se decía lo siguiente:

«En quanto a la villa de Castrotorafe esta arrasada y sin habitacion alguna sino es la iglesia y esta necesita de muchosreparos y la cerca de dicha villa esta toda aportillada y caida y el castillo y fuerte en quanto a la canteria esta bueno pero la bivienda del palacio que avia en el toda esta arrasada e inabitable y se tiene noticia que en tiempo que fue comendador el señor conde de Benavente dicho palacio se avitaba y en dicho castillo avia armas y tiros y al presente no ay cosa alguna».

 

Ubicación:  Coordenadas  41° 43′ 18″ N, 5° 47′ 42″ W

                         En decimal 41.721667°, -5.795°

 

Más info: 

http://www.salvarpatrimonio.org/actualidad/salvar-castrotorafe-feb08.html

http://es.wikipedia.org/wiki/Castrotorafe

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.