Versión clásica

Nadal015 presenta su álbum de debut: “Ruina y gloria”

El rapero valenciano debuta con “Ruina y gloria” y entrega uno de los discos de rap del año. 

Madrid, 14 de diciembre de 2020. En poco más de dos años de carrera profesional Guillermo Nadal (Valencia, 1998) ha conseguido pasar de nombre destacado de la escena underground a una de las grandes esperanzas del rap nacional, con una legión de seguidores en redes y canciones con millones de reproducciones en plataformas digitales. Temas como “Streetshark”, “Demons” o “Esquizofrenia” han abonado el terreno para este 2020 en que Nadal015 debuta con su primer álbum: “Ruina y gloria”. Un año complicado en lo personal ha devenido en este disco brutal, una inmersión total en el claustrofóbico mundo interior y sonoro del rapero valenciano. Con una voz rota única en el panorama y un manejo de las atmósferas oscuras digno de un príncipe de las tinieblas, Nadal da aquí muestras de un talento único. Un disco hecho con una honestidad y una energía desbordantes, casi enfermo, lejos del ejercicio de estilo, áspero, obsesivo y trepidante. Heridas y tristezas transformadas en canciones, ira y desesperación abriéndose paso a través de ritmos obsesivos y estructuras retorcidas, y que junto a una fuerza casi violenta en la interpretación hacen de este “Ruina y gloria” un disco que se escucha con el aliento contenido.

Nadal015 debuta con "Ruina y gloria"“El camino hacia la gloria puede ser más o menos costoso, pero desde luego nunca será fácil. Habrá gente que te apoyará, reirá, y llorará contigo. Habrá otros que rabiarán con cada éxito que consigas. El fuego. El fuego interno es lo que nunca debes dejar que te apaguen.» Nadal015

Este diálogo entre la ruina y la gloria arranca en la ruina, con la serpenteante “Luces” abriendo el disco con fuerza, Nadal015 dialogando con sus demonios: “Salgo de noche, los ojos cansados / solo puedo seguir esa luz / mi alma sucia, oscura y negra / solo puede seguir esa luz”, migrañas, fobias y furia en un tema que podría ser el resultado de un delirio febril. Sigue “C’est la vie”, con un beat de Chulapo que sirve a la perfección como cuna para esta cita con la muerte, una parca a la que Nadal015 se atreve a mirar a los ojos y retar: “C’est la vie, ya vi mi nombre en esa esquela”. 

Nadal015 debuta con "Ruina y gloria"Continúa el disco con el tema que da título al disco, “Ruina y gloria”, una historia trágica de enfermedad y droga, sobre resistir o dejarse arrastrar. Después llega “Pain”, con ese hipnótico “Soy el peso de mis pasos cuando piso / Me lo como y me lo guiso”, tremenda exhibición de lírica atormentada. “Demons II” cierra la primera cara de este disco, colaboración con Miranda, un tema de belleza profunda, rotundo y solemne, imágenes furiosas, sentimientos poderosos, dolor y esperanza. “Darkolektion” abre la segunda cara, rabia hecha canción, las buenas y malas intenciones librando una lucha eterna, atrevida, sucia, un juego en el que el lado oscuro parece destinado a vencer, pero que termina con un estribillo (ganador) que deja un halo de esperanza: “Todos los niños de la calle lo saben que llega el día en que tienen que tomar el control / trazando la divisoria entre la ruina y la gloria como la luna y el sol.” 

Poco a poco la gloria se va abriendo paso en este viaje que es “Ruina y gloria”, y así llega “Goodfellas”, que en colaboración con Khan, figura mítica del freestyle nacional, que remata esta historia de ambiciones y lealtades (de ahí el título homenaje al film de Scorsese), orgullo callejero para un documento sobre aspiraciones que es toda una declaración de intenciones.

Con clara inspiración arábica llega “Invictus”, el que fuera primer adelanto de este disco que ahora se presenta, y que ya proponía nuevos terrenos musicales por los que transitar, innovando pero manteniendo personalidad y carácter.

Nadal015 debuta con "Ruina y gloria"Y así afronta este viaje a la gloria desde la ruina su último tramo, con uno de los highlights del disco, la colaboración con el rapero gallego Hard GZ, dos nombres que parecían destinados a hacer algo juntos, “GZ 015 en la placeta como Goku con Vegeta / somos un viaje de setas”, sin estribillos, solo barras, un choque de trenes, un tema para la historia del rap nacional. Y no menos apabullante es el track que cierra este disco, “Players”, una exhibición de patrones, ritmos y maneras que reflejan los diferentes cambios de humor e intenciones a lo largo de una jornada, la batalla contra la rutina y ser conscientes al mismo tiempo del valor de la vida, con un Nadal015 dispuesto a pasar página y a seguir luchando con fuerza, consciente de la oscuridad, el caos y la angustia que alberga en su interior pero con la melodía y las barras abriéndose paso, con la conciencia de que no puede todo eso no puede bloquearte y sobre todo, de que algo hermoso ha salido de ahí. Dolor convertido en música, eso es “Ruina y gloria”.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.