Versión clásica

Restaurante el Gato Canalla, aventura para todos los paladares

El restaurante  El Gato Canalla es la propuesta gastronómica que comparte el Hotel Índigo Madrid Gran Vía  con todos los madrileños y foráneos que quieran disfrutar de un viaje por el arte de la cocina.

Fotografía: Martínezld

.

Al mando de los fogones de esta aventura,  el chef Rikardo Robles, quien dirige con maestría a su equipo para que cada comensal que se acerca al acogedor restaurante  disfrute de todos y cada uno de los platos que elaboran con esmero para que nadie se sienta defraudado.

Fotografía: Martínezld

Emprenderemos este viaje en unas instalaciones de toque moderno , con un ambiente cálido y muy cuidado donde el aventurero gozará de un festival de platos a cada cual más asombroso.

Por ello, la primera y ardua decisión es elegir entre las propuestas de la carta, aunque si no se quiere arriesgar es muy recomendable seleccionar cualquiera de los menús degustación que  con gran acierto ofertan a los clientes.

Enredando tuvo la oportunidad de saborear  un menú degustación regado con vino Platea D.O. Ribera del Duero que formó parte del  viaje  culinario del que queremos haceros partícipes.

Fotografía: Martínezld

Como punto de partida en este recorrido gastronómico del Restaurante El Gato Canalla no hay mejor inicio que un entrante a base de croquetas de boletus combinadas con salmorejo y jamón, toda una experiencia para el paladar.

Avistamos el siguiente plato como expectantes aventureros y se exhibió ante nosotros una deslumbrante ensalada de codorniz escabechada, su sabor,  realmente excepcional.

Viendo el nivel que iba adquiriendo la degustación aguardábamos una sorpresa más, y caímos rendidos ante  el plato de pescado. Pocas veces descubres que tras el nombre de un plato se esconde algo tan suculento, el delicioso tartar de salmón con alga wakame, fue  realmente espléndido.

Fotografía: Martínezld

Se acercaba la siguiente etapa del viaje cuya meta no era otra que el plato de carne, en esta ocasión nos agasajaron con un magnífico magret de pato acompañado de su guarnición.

Y cuando el trayecto final del recorrido de nuestro viaje estaba a punto de asomarse, elucubrábamos con si el postre cumpliría con nuestras expectativas, pero no solo el brownie con helado de frambuesa las cumplió, sino que las superó con creces y nos dejó un placentero y refinado sabor de boca. Un remate perfecto para este viaje por la sugerente cocina del Restaurante El Gato Canalla.

Fotografía: Martínezld

Restaurante en el que además de reconocer el excelente trabajo del chef, alma de esa cocina canalla, es también imprescindible referirse al impecable y profesional trabajo del personal de sala: Javier, Julia y Sara; ingredientes esenciales para que el viaje por la aventura de El Gato Canalla culminara en un absoluto éxito.

Llegados a este punto se presenta  la ocasión idónea para recomendar a nuestros lectores que en cualquiera de las cuatro estaciones del año protagonicen su propia aventura «canalla» y descubran cada uno de  los destinos gastronómicos a los que acerca la carta y los menús de este restaurante. Una irresistible tentación que nadie debería perderse.

Fotografía: Martínezld

Por último, no podíamos finalizar esta experiencia canalla sin agradecer al hotel Índigo Madrid Gran Vía y a todo el personal del Restaurante El Gato Canalla su amable gentileza para con nuestra publicación.  ¡Buena suerte en vuestro recorrido gastronómico apto para todos los paladares!

 

Textos: E. Toral. Fotografías: Martínezld

 

Dónde está:

Fotografía: Martínezld

Restaurante El Gato Canalla
C/ de Silva, 6
28013 Madrid
Teléfono: 912 008 585

 

Fecha de inicio: 01-01-2018

Fecha fín: 31-12-2018

Lugar: Restaurante El Gato Canalla
C/ de Silva, 6
28013 Madrid
Teléfono: 912008585

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.