Versión clásica

UPL y Conceyu se congratulan con el cierre de la Fundación Villalar

UPL, satisfecha con el cierre de la Fundación Villalar pide la dimisión de quienes han sido artífices de semejante bodrio

fundacion villalar

Fotografía: Cortes CyL

Después de tantos años de pelea, desde Unión del Pueblo Leonés, además de manifestar su satisfacción con el anuncio del presidente de las Cortes de Castilla y León, Luis Fuentes, sobre el cierre de la Fundación Villalar por no haber podido cumplir con su cometido de crear un sentimiento de pertenencia a la comunidad, «consideran que esta noticia solo viene a constatar lo que tantas veces hemos denunciado, un  bodrio de institución creada con el único objetivo de manipular y concienciar de un sentimiento que no existía, existe, ni existirá y que viene a certificar que esta comunidad está compuesta por dos regiones», así lo ha afirmado el procurador en las Cortes de Castilla y León, y candidato al Congreso de los Diputados, Luis Mariano Santos.

Por eso «queremos instar a que se devuelvan las ingentes cantidades que se han destinado a castellanizar y que todos aquellos que han sido responsable de todo esto, dimitan y justifiquen cada céntimo que se ha gastado en no conseguir nada. Igualmente queremos transmitir que esperamos que no sea un solo cambio de denominación para crear otro momio similar», concluyó Santos.

 

Conceyu también se congratula por la disolución de la Fundación Villalar

El colectivo leonesista «Conceyu» ha hecho público un comunicado que señala «en Conceyu País Llionés, como la gran mayoría de la región leonesa, nos felicitamos, y brindaremos con el mejor “espumoso” (alias champan), de León, por supuesto, por el anuncio de la disolución de la fundación Villalar, realizada por el presidente de las Cortes, Luis Fuentes, en una visita a León; ningún sitio mejor para anunciarlo y que le aplaudieran a rabiar, al menos la gente de calle».

Añade este colectivo «Lo primero que suscitaba la creación y mantenimiento de este ente es que, si era necesario crear sentimiento de Comunidad, es que no lo había, “naturalmente”. Pues la idiosincrasia de las gentes del país leonés, Salamanca, Zamora o León, muy poco tiene que ver con los castellanos. Nada que ver la forma de ser y estar de maragatos, o de alistanos, o de mirobrigenses, con las gentes de Palencia, o Segovia, o de Soria, ni por supuesto de Valladolid. Somos dos regiones distintas, y pueblos con peculiaridades diferentes».

«La cuestión fundamental, al margen del evidente incumplimiento de sus objetivos de crear sentimiento de comunidad, que al menos todos los leoneses percibíamos, es que usaba la mayor parte del presupuesto (casi un millón de euros al año) en adoctrinar a la población. Uno de los objetivos principales era convencernos sobre la supuesta raigambre histórica del ente Castilla y León (como supuesta sucesora de un hipotético reino de Castilla y León, que jamás existió), teniendo tal entidad real, la Comunidad, tan solo una treintena de años», continúa diciendo en esta nota de prensa.

Finaliza el comunicado «Y es que, además, ese “sentimiento de pertenencia a la Comunidad” no era otra cosa que intento de castellanizar toda la Comunidad; el ejemplo de la creación del sello de “queso castellano”, donde se incluyen los quesos leoneses, aunque no sea (o si?) de la cosecha de esa Fundación, es un buen ejemplo de aquellas pretensiones de la Junta de Castilla y León, que la financia. Otro tanto podría decirse del sello Tierra de Sabor, cuyo anagrama es fiel reproducción de las tierras de Castilla (campos dorados por el cereal castellano y almenas de castillos).

Esta imbricación de circunstancias citadas no es solo para poner el ejemplo, sino que no parece nada casual que, quien ostentaba hasta hace poco la presidencia de las Cortes de Castilla y León, y por tanto de la Fundación Villalar, era la misma persona que unos años antes había sido la Consejera de Agricultura, y creado aquellos sellos de Queso castellano y Tierra de Sabor: mismos fines y procedimientos, en institutos diferentes, para conseguir la castellanización: la ya proscrita políticamente Silvia Clemente.

Ni que decir tiene que el otro fin de la Fundación: hacer de la localidad de Villalar de los Comuneros un símbolo autonómico (financiando el programa de actos del 23 de abril), tampoco se cumplió en la región leonesa. En ésta, ese día de ¿fiesta? se convirtió en San Ikea.

Esperemos que el eventual cumplimiento de este anuncio no sea una cuestión táctica consistente en un simple cambio de nombre: eliminar esta fundación, por el fracaso en su objetivo, y por el dispendio de los millones recibidos en agradecimientos a las asociaciones afines al PP, para tal vez fundar una nueva con similares fines, o sea, un simple lavado de cara. Sería un craso error que no tardarían en pagar.

Esta Asociación también persigue la abolición de los sellos alimentarios arriba indicados, potenciando los Productos de León -en esta provincia, y similares en Zamora y Salamanca-, como forma de promover los productos típicos de calidad de nuestra tierra leonesa, ya retomada su promoción por la nueva diputación de León, consiguiendo con ello su renombre y la creación de empleos en nuestro territorio, paliando su cabalgante despoblación».

 

UPL carga las tintas contra Tudanca y su defensa a la Fundación Villalar

«Desde Unión del Pueblo Leonés solo podemos lamentar profundamente que el secretario general del PSOE en Castilla y León, Luis Tudanca, se alinee con Oscar Puente y defienda su castellanismo, como lo hace al defender la pervivencia de la Fundación Villalar, dejando a la vez en muy mal lugar a sus compañeros socialistas leoneses», señala esta formación leonesita en un comunicado emitido con motivo de la justificación de la Fundación Villalar por parte de Secretario General del PSOE de Castilla y León.

Señala UPL que «Asimismo decir que miente al decir que se aprobó en su momento por consenso, cuando tanto UPL como PP votaron en contra, sin embargo como estaba en Madrid, parece que nunca se ha enterado de lo que sucede en León. Es triste y lamentable que defienda y considere necesaria una Fundación cuyo objetivo de crear un sentimiento de pertenencia a una región está demostrado que no ha servido para nada más que para tirar dinero público.

Por otra parte, esta encendida defensa de la Fundación Villalar permite sospechar que el Partido Socialista o el propio Luis Tudanca tiene en la citada Fundación determinados puestos ocupados por medradores de lo político y sienten que puedan perder el sillón institucional sin mérito alguno que ostentan».

«Cuando el Partido Socialista argumenta en las Cortes y en todas las instituciones la necesidad de utilizar los recursos públicos en cuestiones sociales, bien podría pensar el señor Tudanca en utilizar el presupuesto que anualmente se ha tirado en el engendro de la Fundación Villalar, en esas cuestiones sociales como educación o sanidad que tanto preocupan a los ciudadanos tanto en León como en Castilla y que evidentemente estarían mejor empleadas para mejorar la educación, las listas de espera o a dar servicios a los pueblos pequeños que el señor Igea quiere dejar sin asistencia», finaliza el comunicado de la Unión del Pueblo Leonés.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.