Versión clásica

Defender la riqueza de las reservas naturales fluviales de la provincia de León.

El proceso de participación y consulta abierto por el Ministerio de Transición Ecológica  para elaborar,  con las aportaciones del público, los “Esquemas de Temas Importantes” (ETI) del  ciclo de Planificación 2021-2027 en materia de agua, ha permitido a Ecologistas en Acción solicitar, tanto a la Confederación Hidrográfica del Duero como a la del Miño-Sil, la protección efectiva de las Reservas Naturales Fluviales de la provincia de León y concretamente que se denieguen los aprovechamientos de agua que puedan alterar su naturalidad. 

Reservas Naturales Fluviales de la provincia de LeónLas Reservas Naturales Fluviales (RFN) son figuras de protección que tienen por objetivo preservar aquellos cauces o tramos de ríos representativos y con poca o nula intervención humana y que presentan, por tanto, una alta naturalidad y un buen estado ecológico. Las primeras RFN se declararon en el año 2015 pero siguen siendo desconocidas incluso por los vecinos de los municipios donde se encuentran.

Cabe recordar que la provincia de León cuenta con 9 RNF hasta la fecha. En la demarcación del Duero son RNF las cabeceras de los ríos Omaña, Duerna, Porma y Turienzo; los ríos Isoba, Lechada y Riosequino;  los arroyos Riocamba y Rebedul. Y es RNF un tramo del río Burbia en la demarcación del Miño-Sil. En total más de 175 Km de cauces fluviales en los que no debería realizarse ninguna actuación que altere el estado natural que motivo su declaración como RNF

Las RNF son corredores ecológicos que  juegan un papel relevante en la conservación de los ecosistemas y la protección de especies. No es casualidad que los entornos por donde discurren estos cauces también sean espacios de alto valor ecológico.

Un claro ejemplo lo tenemos en la Reserva Natural Fluvial del Alto Duerna, ubicada en los Montes de Utilidad Pública de Pobladura de la Sierra, espacio privilegiado donde, a pesar de las figuras de protección que lo amparan, se ha solicitado la concesión de 103.334,4 m3/año de agua,extraída de los manantiales de la RNF y de los Montes Catalogados de Utilidad Públicapara desarrollar una actividad incompatible con la preservación del entorno y así lo viene denunciando esta Asociación.

Vecinos y Ecologistas reiteran públicamente a los Órganos de la Administración competentes que denieguen la explotación y comercialización de más de 100 millones de litros de agua/año del dominio público hidráulico y forestal, para un lucrativo negocio de carácter privado, que produciría un menoscabo importante en las extraordinarias condiciones medioambientales de la zona.

Así mismo, sería deseable que todas las Administraciones (Ministerio, Junta y Ayuntamientos afectados) desarrollaran una gestión coordinada y eficaz en sus competencias de vigilancia, control y conservación de las Reservas Naturales Fluviales.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.